Atletismo | Europeo pista cubiertaDecepción de Orlando Ortega en la final de 60 vallas

El subcampeón olímpico acaba séptimo en una jornada que resultó muy rentable para el atletismo español

Actualizado:

El atleta español Orlando Ortega, subcampeón olímpico de 110 m vallas en Río 2016, se clasificó séptimo en la final de 60 m vallas de los Europeos en pista cubierta con una marca de 7.64.

Un tropiezo en el penúltimo obstáculo dejó sin opciones a Ortega en una disciplina que define como "un abrir y cerrar de ojos". Venció el gran favorito, el británico Andrew Pozzi, con 7.51.

Siete meses después de dar al atletismo español la primera medalla (plata en 110 m vallas) en los Juegos de Río, Orlando Ortega no ha podido conseguir la primera presea del equipo en los Europeos de Belgrado.

La gallega Ana Peleteiro se situó segunda en la lista española de todos los tiempos de triple salto en pista cubierta con una marca de 14,20 metros que le ha metido en la final como tercera del ránking. Sólo la riojana Carlota Castrejana, plusmarquista nacional con 14,64 desde 2007, ha saltado más que ella en el atletismo español.

El toledano Lucas Búa y el tinerfeño Samuel García estarán este sábado en la final de 400 metros, en la que no estará, paradójicamente, el palentino Óscar Husillos, que venía de ser campeón de España con nuevo récord nacional (45.92).

Un solo salto, de 16,77 metros, necesitó el castellonense Pablo Torrijos para meterse en la final de triple en pista cubierta, y el domingo luchará por las medallas en calidad de actual subcampeón continental.

Adel Mechaal y Carlos Mayo representarán a España el domingo en la final europea de 3.000 metros después de obtener plazas directas en ambos casos, en tanto que el joven Jordi Torrents se quedó fuera.

La campeona olímpica Ruth Beitia disputará este sábado su séptima final de altura en unos Europeos bajo techo y luchará por obtener su sexta medalla en un torneo que ya le ha dado un oro, tres platas y un bronce.

La atleta cántabra necesitaba una marca de 1,93 para acceder a la final. Empezó a saltar con la barra en 1,86, altura que superó a la primera, igual que los 1,90. No tuvo que volver a saltar, porque solo 8 pudieron con esa altura.

El tarraconense Llorenç Sales será este sábado el único español en la final europea de 1.500 después de quedar eliminados el campeón de España, Marc Alcalá, que se paró al escuchar un segundo disparo creyendo que se había anulado la salida, y Sergio Paniagua.

Descolló Ana Lozano en los 3.000 metros, con unos brillantes 8:56.01, su mejor registro personal, y un pase para la final de 3.000 metros, donde también estará la veterana Nuria Fernández.