Carlos Coello (c), con el cinturón mundial, junto a la plantilla del Cádiz C.F.
Carlos Coello (c), con el cinturón mundial, junto a la plantilla del Cádiz C.F.
Muay Thai

Carlos Coello: «Quiero pelear por un título importante en el estadio del Cádiz»

El luchador gaditano, tricampeón mundial de muay thai que reside en Tailandia desde hace años, ambiciona con batir récords de asistencia en un evento y poner en primer plano deportivo a su tierra natal

Actualizado:

Como para cumplir una meta imposible, primero hay que imaginarla, Carlos Coello ha dibujado en su mente un nuevo objetivo. El luchador gaditano ya cumplió la promesa que le hizo a su madre antes de que falleciese por una enfermedad: ser campeón mundial de muay thai. Y lo repitió dos veces más, incluida la última en su tierra, de donde viene la proposición de este nuevo ambicioso proyecto. «Me encantaría poder luchar por un título importante, como un WBC, en el Estadio Ramón de Carranza», cuenta Coello a este periódico desde Rayong, en Tailandia, lugar donde reside hace ya unos cuantos años.

El primer entorchado planetario lo agarró Coello a finales de 2017, cinturón sentimental por la importancia de cumplir con su palabra. Un año después repitió la hazaña en Ponferrada, para emerger ya como una figura consagrada en el arte tailandés. La triple corona la cerró recientemente en Cádiz, frente a su público, entregado y abarrotando el pabellón donde se batieron en duelo. Ahora quiere más. «En la sala donde lo hicimos la otra vez se quedó pequeña, entraron en torno a las 1.500 personas, vendiéndolas solo dos semanas antes del evento. Me gustaría seguir poniendo a Cádiz en el primer plano del panorama internacional», relata argumentando su proposición de llevar a cabo un cinturón en el estadio de fútbol de Cádiz.

Es un sueño para Coello, a sus 29 años, poder representar al deporte español en la tierra que lo vio crecer. «También podría ser en una estructura que se montara en la playa o en una carpa en los exteriores del estadio de fútbol, donde pudiera caber toda la gente que quiera acudir, que sería mucha afortunadamente», vaticina. «Es lo que se me ocurre para hacer un evento gigante que pusiera a Cádiz en el epicentro del muay thai. Se necesitaría el apoyo tanto del Cádiz Club de Fútbol como del Ayuntamiento y de todos los patrocinadores posibles. En una época de verano que el clima y el ambiente es propicio en la ciudad, podría ser un auténtico éxito», continúa.

Se organizaría al aire libre al estilo tailandés o en el estadio Ramón de Carranza, aunque las dificultades son evidentes. «Sé que es muy difícil porque el césped es el motor para el equipo de fútbol y es en una de las cosas que más se invierte para que esté en el mejor estado, pero habría que buscar la forma que fuera una época donde se fuera a replantar el césped o hacerlo de una forma que la plataforma de combate no estuviera en un lugar donde se pudiera estropear, para hacerlo de una forma 100% segura», expresa Coello.

«Podríamos hacer algo histórico»

Lo cierto es que el luchador gaditano se ha visto muy arropado desde el principio por las instituciones, cosa poco habitual en un deporte en el que todavía pesa el cartel de minoritario. «Hay buena sintonía con el Cádiz y estamos dispuestos a mirarlo, sé que si hay alguna opción de hacerlo ellos me lo van a mirar, porque el Cádiz, tanto en la figura del presidente Manuel Vizcaíno como de Pepe Matas y todos los futbolistas están dándome mucho apoyo. Si todos remamos para la misma dirección podríamos hacer algo histórico».

Tras la alta exigencia deportiva de los últimos tiempos, Coello tiene previsto levantar un poco el pie del acelerador. « Tras tres títulos mundiales disputados seguidos, estoy a la espera de hacer algún combate sin ninguna disputa de por medio pues ha sido un año con mucho estrés», explica. Pero sin dejar de fijar objetivos, que son los que marcan el camino. «Luego pensaré en buscar nuevas oportunidades, como ser campeón en Tailandia. Por supuesto también en Cádiz, que siempre les tengo muy presentes. Me gustaría mover una masa social muy grande y poder crear un legado».

Coello resalta que el muay thai persigue ciertos valores como «la educación, el respeto y el compañerismo». Prueba de ello es que, lejos de las rivalidades que trascienden lo deportivo en otras disciplinas, Coello acompañó personalmente a su rival al aeropuerto tras conquistar el Mundial en Cádiz. «Si bien es duro en la competición, el practicarlo es para todo el mundo. Aporta mucha fortaleza, elasticidad, equilibrio, fuerza y, a nivel psicológico, seguridad en uno mismo, autodefensa, autocontrol... Ayuda a vivir tranquilo», finaliza.