Escribano baja la mano con Cobradiezmos, el toro indultado en Sevilla, número 37, cárdeno, de 562 kilos, que hace surcos en a arena.
Escribano baja la mano con Cobradiezmos, el toro indultado en Sevilla, número 37, cárdeno, de 562 kilos, que hace surcos en a arena. - RAÚL DOBLADO

Histórico indulto al Victorino «Cobradiezmos» en Sevilla

Manuel Escribano y toda la Maestranza perdonan la vida al toro en la Feria de Abril

Paco Ureña se gana dos orejas del tercero por una faena de mucho gusto

SEVILLAActualizado:

Una tarde más se ha añadido a historia de las muchas tardes gloriosas vividas en este coso del Arenal. Ante todo los datos. Por petición unánime, se indulta al cuarto toro de Victorino Martín, “Cobradiezmos”, cárdeno, de 562 kilos, marcado con el número 37, que le ha correspondido a Manuel Escribano. Sucede, en esta Plaza, a “Arrojado”, de Núñez del Cuvillo, indultado por José María Manzanares, y al novillo “Laborioso”, de Albaserrada, que correspondió a Rafael Astola.

Para el tercer toro, “Galapagueño”, se ha pedido la vuelta al ruedo, que, para mí, merecía. El Presidente no la concede pero sí las orejas a Paco Ureña, después de una faena de mucho gusto.

Todos los enfados y aburrimientos acumulados en las anteriores corridas se han esfumado esta tarde, en cuanto ha aparecido la piedra filosofal, que todo lo convierte en oro: el toro bravo. Nada más y nada menos. Ése ha sido siempre el fundamento de la Fiesta y tiene que seguir siéndolo, más allá de los camelos que escuchamos, todas las tardes. Los toreros que se quejan de los toros que les han tocado en desgracia, ¿por qué no se apuntan a hierros como éste? La respuesta es obvia.

En una corrida tan especial, recupero el comentario siguiendo el orden de lidia, como los antiguos revisteros, para reflejar la evolución de la tarde. El primero, recibido con aplausos, flaquea varias veces. En la muleta, es complicado. El diestro lo embarca con buen oficio. Cuando parece que lo tiene dominado, un derrote seco, como una estocada de esgrima, le parte la taleguilla.

El segundo toro embiste de largo al caballo, aguanta bien Francisco José Quinta . Brinda por televisión – me cuentan – a Antonio Ferrera. El toro, encastado, humilla mucho. Morenito logra una serie de derechazos con mucha vibración pero dos inoportunos desarmes enfrían todo. Alarga demasiado el trasteo y escucha un aviso; el toro, una gran ovación.

El tercero se arranca rápido al caballo (es aplaudido Vicente González) y, en banderillas, como un cohete. Brinda Ureña a David Domínguez, que ha sido torero y lo acompaña. En seguida, dibuja muletazos con mucho gusto. (Además de codicia, el toro tiene mucha clase). El diestro logra naturales suaves y una seri ede derechazos de muy alto nivel (ahí ha debido matar). Prolonga algo más, con muletazos desiguales. Mata con decisión: dos orejas. Me comenta Ildefonso: “Por ahora, el mejor toro de la Feria”. Es verdad: no tiene mucha competencia. No sé por qué no concede el Presidente la vuelta al ruedo, que merecía.

Y sale el cuarto. Escribano se va a porta gayola, aguanta mucho, liga verónicas vibrantes. El toro tardea un poco pero empuja en el caballo (también aplauden a Chicharito) y galopa en banderillas: el tercer par, el quiebro de Escribano, saliendo del estribo, resulta impresionante. ¿Logrará el toro igualar al tercero? No: lo supera. Desde el comienzo de la faena de muleta, humilla y repite; regala codicia, clase, fijeza. Escribano no se queda atrás (un toro así descubre a muchos toreros): adelanta el engaño, conduce hasta allá lejos las nobles y encastadas embestidas... La evidencia se impone: es un toro de indulto. Como un aficionado más, saco mi pañuelo, solicitándolo, igual que Fran y Eugenio, mis vecinos. Tarda un poco el presidente pero lo concede: resoplamos, nos llevamos las manos a la cabeza, sonreímos, nos abrazamos... Unos momentos de extraordinaria emoción, que se mantiene cuando Escribano, con las dos orejas simbólicas, saca para que le acompañen, en la vuelta el ruedo, a Victorino Martín hijo y al mayoral. Cuando alguien grita, en el tendido, “¡Viva la Fiesta!”, se nos pone carne de gallina. Y otro resume, en estilo sevillano: “¡Gloria bendita!”

Después de este clímax, estamos todos agotados. El quinto toro es rebrincado. Morenito lo intenta pero sufre otro desarme y el toro se lo echa a los lomos. El sexto se queda muy corto, vuelve rápido. Ureña se justifica pero no redondea. El éxtasis ya ha pasado.

Algo más. Se ha aplaudido a tres picadores. Nadie se ha fijado en el peso de “Cobradiezmos” ni de “Galapagueño”: ¿para qué? Han tenido el mayor tesoro: la casta brava. Así ha sido y, gracias a Dios, así lo hemos vivido.

SEVILLAActualizado:Actualizar

HABLA VICTORINO

«Ha sido un toro muy importante. La profundidad y lo que ha durado, la forma de humillar. Ese es el toro que queremos criar todos. Y lo bello que era, era un toro muy bonito. Lo que me ha emocionado es esa plaza en pie toda junta pidiendo el indulto -dice a los micrófonos del Plus-. Me acuerdo en estos momentos de mi padre, que no ha podido venir, pero es un hombre que ha hecho por la Fiesta algo que nunca podremos agradecerle. Cobradiezmos ha venido a cobrar diezmos jajaja. Viene de las Cobradoras, es una familia muy encastada. Me acuerdo de un Cobrador que lidió Encabo en Beneficencia. Por parte de padre viene de Jaquito, el toro 100, que toreó Caballero en Nimes. También me ha gustado el segundo, el 28. Ha molestado el viento, porque venía a ráfagas. Ureña me ha encantado toda la tarde, es una pena que no haya ayudado más porque está en un momento sensacional y torea despacio. Es un escalón para la ganadería, es un hito más y si Dios quiere va a seguir consiguiéndolos. Gracias a la afición de Sevilla, que cuando hay verdad responde. Los ganaderos somos parte importante de este espectáculo y a veces no se nos tiene demasiado en cuenta. Mi padre puso en valor la figura de los ganaderos». Hemos defendido en nuestra casa que los encastes son importantísimos en la cabaña brava, los políticos han estado muy mal en ese sentido. Cada encaste que se pierde supone la pérdida de un patrimonio. Este triunfo es el triunfo de todos, una forma de reivindicar lo nuestro y de que en los medios se dé a la Fiesta el sitio que corresponde. Gracias a Sevilla, gracias a los matadores, me ha hecho mas libre, más grande. Quiero reivindicar que nos den lo que nos corresponde nuestros gobernantes. La Fiesta es grande, la Fiesta es de todos. ¡Viva la Fiesta! Me acuerdo mucho de mi padre que ha abierto muchos caminos a la Fiesta. Estamos muy orgullosos de él y de todo lo que ha dado a la Fiesta. Nunca tiraremos la toalla. Ha sido un hombre que ha trabajado mucho y que ha tenido la suerte de recibir en vida muchos reconocimientos a lo logrado. El toro va a padrear, es un toro muy guapo y no se le puede echar cualquier vaca. Surcaba la arena con el hocico. Cómo recargaba en el caballo, con el rabo arriba. En Madrid vamos a intentar estar a la altura. Que sirva para reivindicar la Fiesta. Se está intentado politizarla; no hay nada más transgresor y de izquierdas que un torero. Y de derechas. Porque la Fiesta es de todos, del pueblo».

PUERTA PRINCIPAL

Manuel Escribano y Paco Ureña se marchan a hombros por la puerta principal. "He toreado con el alma y el corazón", dice Ureña a los micrófonos de Canal Plus.

SEXTO TORO

Expectación en la plaza. Paco Ureña tiene dos tercios de Puerta del Príncipe abierta. Pero el toro es más deslucido. Entregado el torero, sabedor de lo que está a su alcance. Pero esta vez no parece haber materia suficiente. Valiente, lo empala por el derecho pero afortunadamente se libra de la cornada. Lo intenta con ahínco, pero un triunfo parece imposible. Dos pinchazos y descabello. Ovación de despedida

Sexto de la tarde
Sexto de la tarde

QUINTO TORO

¡Viva la Fiesta!, gritan en los tendidos con el clamor vivido tras indultarse el cuarto victorino. Mientras, Morenito de Aranda en la puerta de chiqueros. No quiere quedarse atrás en el triunfo de sus compañeros. A portagayola y buenas las verónicas del Moreno, que torea con ganas y gusto a un toro con movilidad y complicaciones, sin la clase del anterior, que le pega un arreón. Estocada desprendida. Silencio. Palmas para el toro.

Paquecreas, quinto de la tarde
Paquecreas, quinto de la tarde

REACCIONES

Victorino habla en Canal Plus Toros: "Ha tenido una calidad impresionante y ha durado mucho el toro. Nos ha gustado a todo el mundo".

CUARTO TORO

Tensión en la plaza. Manuel Escribano se marcha a portagayola. Una pintura el toro. Cobradiezmos se llama, con hechuras para embiste. ¡Y vaya si embiste! En todos los tercios. Emoción en los tendidos. Humilla el toro, con codicia. Todo lo quiere por abajo y doblándose comienza Escribano, con técnica y oficio, baja la mano mientras el victorino va besando la arena. ¡Qué manera de humillar! Casta victorina en este Cobradiezmos, que haría pasar las de Caín a más de uno. Aguanta Escribano, que sigue toreando y el toro embistiendo.

Cuarto toro
Cuarto toro

TERCER TORO

Este Galapagueño ilusiona desde el inicio, en varas y banderillas. Y mucha emoción desde el prinicipio de faena de Paco Ureña. Estupendo el toro y fenomenal Ureña, comprometido con el victorino con la derecha. Cuando coge la izquierda el toro se para, por lo que tienen que nacer sueltos. Pero regresa a la derecha y, muy relajado, desmayado, traza una serie diestra de mucha belleza. Remata con torería por bajo y lo mata de una estocada. ¡Dos orejas! Gran ovación al toro.

Tercero, Galapagueño
Tercero, Galapagueño

SEGUNDO TORO

Ya está en la plaza Pesadora, que se arranca con alegría al caballo y Francisco José Quinta lo pica con mérito. Es ovacionado. Morenito de Aranda brinda «este toro aun compañero y amigo, Antonio Ferrera, admirado por todos los toreros, y que seguro que está aquí su corazón y su alma». Empieza bien en series con vibración, pero la izquierda hay dos desarmes seguidos y eso lo desluce, aunque saca algunos naturales buenos con un toro con casta, codicioso e interés. Pinchazo y estocada. Aviso. Palmas para el torero y ovación al público.

Segundo de la tarde
Segundo de la tarde

PRIMER TORO

El primero, número 92, de 606 kilos, es aplaudido de salida. Luego flaquea y lo protestan. Escribano está con disposición y oficio y en un momento le manda un navajazo y le raja la taleguilla, pues desarrolla guasa. Dos pinchazos y estocada tendida. Aviso. Palmitas.

Primer toro
Primer toro

Paseíllo

Con tres cuartos de entrada, hacen el paseíllo Manuel Escribano, de negro y azabache; Morenito de Aranda, de maquillaje y oro, y Paco Ureña, de rosa y oro.

Sorteo

Tras no poco de lío de los corrales se sorteó a media mañana la victorinada. Baratera abre la corrida y la cierra Melonero.

Cartel¡Buenas tardes! Bienvenidos a la undécima corrida de la Feria de Abril de Sevilla. Se anuncia una corrida de Victorino Martín para Manuel Escribano, Morenito de Aranda y Paco Ureña.

SEVILLAActualizado:

Esta mañana se ha realizado el sorteo de los toros de Victorino Martín que esta tarde se lidian en la Maestranza. El cartel lo componen Manuel Escribano, Morenito de Aranda y Paco Ureña. Este es el orden de lidia:

1º Número 92. Baratera. Negro entrepelao. 606 kilos. 01/2012

2º Número 28. Pesadora. Negro entrepelao. 570 kilos. 12/2011

3º Número 89. Galapagueña. Negro entrepelao. 555 kilos. 01/2012

Número 37. Cobradiezmos. Cárdeno. 562 kilos. 12/2011

5º Número 67. Paquecreas. Negro entrepelao. 565 kilos. 02/2012

6º Número 98. Melonero. Negro entrepelao. 578 kilos. 02/2012

Los sobreros son:

1º Número 91. Mojama. Cárdeno bragao. 531 kilos. 02/2012 (Victorino Martín)

2º Número 60. Milanero. Negro mulato. 635 kilos. 11/2011 (Hros. del Excmo. Sr. Conde de la Maza)

Las cuadrillas:

MANUEL ESCRIBANO

Banderilleros:

Juan Sierra (Frambuesa y plata)

Antonio Manuel Punta (Negro y plata)

Jaime Padilla (Azul Marino e hilo blanco y plata)

Picadores:

José Manuel Quinta (Blanco y azabache)

'Chicharito' (Sangre de toro y oro)

MORENITO DE ARANDA

Banderilleros:

Juan Martín (Grosella y azabache)

José M. Hernández 'Zamorano' (Negro y azabache)

Pascual Mellina (Púrpura y azabache)

Picadores:

Francisco José Quinta (Rosa y oro)

Héctor Piña (Celeste y oro)

PACO UREÑA

Banderilleros:

Curro Vivas (Caña y azabache)

Víctor Hugo Saugar 'Pirri' (Azul marino y plata)

Álvaro López 'Azuquita' (Caña y azabache)

Picadores:

Vicente González (Turquesa y oro)

Pedro Iturralde (Nazareno y oro)