Arcade Fire se reivindica en Madrid

Actualizado:

Recuerdo para Haití

Intensos y épicos

Las buenas bandas suelen mejorar en vivo sus discos en cuanto a intensidad y épica, algo que se ha percibido esta noche en el Palacio de los Deportes, que ha brincado con Neighborhood #1 (Tunnels) y Keep the car running al cumplirse la primera hora de concierto. We used to wait ha propiciado un momento de aproximación y contacto con el público por parte de Butler al que, seguidamente, ha incitado a entonar un "oe, oe, oe español" para recibir su contundente Neighborhood #3 (Power out).Tras un aparente cierre con Rebellion (Lies), y después del consabido apartado de ruegos por parte del público para los bises, los canadienses han soltado el último de sus más sonados éxitos, Wake up, versionado por U2 y su último cartucho para el broche final. "Hasta la próxima", se han despedido Win Butler y su banda. Con noches épicas como ésta, no cabe duda de que la habrá.