Juana cogió su fusil

Juana cogió su fusil

NATIVIDAD PULIDO | MADRID
Actualizado:

Quienes creían que con la dimisión de Lourdes Fernández como directora de ARCO (3 de mayo), y la posterior salida en pleno del comité asesor (6 de mayo), la paz había llegado a la feria estaban muy equivocados. El día 13, Juana de ARCO (o sea, Juana de Aizpuru) cortocircuitó la Red con una explosiva carta, enviada a sus colegas vía mail, que ha levantado ampollas y a la que ha tenido acceso ABC. Como muchos sabrán, la veterana galerista fue la primera directora de la feria. Pero, tras años sin actividad en primera línea de fuego, ha querido formar parte del comité asesor. Juana vuelve a las trincheras... y con el fusil bien cargadito.

Comienza desvelando en la carta: «Mr. X soy yo» (???) Enigmas aparte, esta francotiradora dispara a diestro y siniestro. Especialmente, apunta a Lourdes Fernández, de quien deja caer perlas como las siguientes: «Cuando comenzó la etapa de la última directora, de inmediato me di cuenta de que la feria perdía fuerza...», «cuando el desastre de ARCO 2008 me percaté de que estábamos en grave peligro», «le he dado buenos consejos, aunque ella no los ha tenido en cuenta jamás», «llegó ARCO 2010 y lo peor fue el pabellón 6. Esto ya era insoportable y descalificaba a la persona responsable», «os puedo asegurar que para mí ARCO 2010 ha sido un verdadero calvario»... Cuenta nuestra patria Juana de ARCO que colegas, coleccionistas y artistas, alarmados, se acercaron a ella para decirle que «era urgente que tomara cartas en el asunto» y le rogaron que formara parte del comité.

Un encuentro distendido

A continuación, narra la galerista su «distendido» encuentro con el presidente del Comité Ejecutivo de Ifema, Luis Eduardo Cortés. Tan distendido debió ser que incluso hablaron de sus padres. Y así se lo cuenta Juana a sus colegas: «Habían sido dignos rivales, ya que ambos poseen los dos mejores restaurantes de Madrid, y quizás de España, en esa época. El de él, Jockey, y el mío, El Coto». Anécdotas aparte, detalla Juana su planteamiento de feria, cual directora «in pectore» de ARCO: «Presentar el recinto ferial con gusto, ningún «stand» institucional, uno pequeño para diarios y revistas sin exponer artistas en ellos, cuidar al máximo los bares y restaurantes, suprimir el país invitado, hacer un comité fuerte, una selección entre 160 y 170 galerías...» Juana de Aizpuru en estado puro. Ella es capaz de hacerle la feria a Lourdes Fernández y a quien se tercie. No oculta además que le pidió a Cortés ocupar la plaza vacante del comité asesor (hoy están libres todas las plazas, pues el comité dimitió en pleno). Todo ello es tan sólo un breve resumen de los más de tres folios con que se despachó Juana de Aizpuru.

Como era de esperar, la carta ha caído como una bomba en el sector; estos días hervían los mails entre galeristas. Algunos no han podido morderse la lengua ante lo que consideran una provocación en toda regla y han contestado a Juana. José Martínez Calvo, de Espacio Mínimo, le dice: «Las razones que das para justificar tu comportamiento son falsas y erróneas (...) No dudo de tu buena voluntad pero sí de tu ingenuidad, por lo que el método que has utilizado para estar en el Comité, aunque creyera que es por el bien de ARCO, sé tan bien como tú que no era el adecuado». Guillermo de Osma, en calidad de presidente de Arte Madrid, también ha contestado por carta a Juana, animado por la Junta de la Asociación que preside. Las jugadas personales, le recuerda, son «peligrosas, irresponsables e ingenuas». En la misiva se defiende la labor llevada a cabo por Lourdes Fernández y por el comité asesor, y se muestra la sorpresa del sector ante la «alianza Aizpuru-Cortés».

Será éste, sin duda, uno de los temas estrella de la asamblea que tienen pensado celebrar los galeristas el próximo lunes en Madrid, además, claro, de hablar una vez más del modelo de feria que quieren llevar a cabo el próximo año.

Este es el desolador panorama con el que se va a encontrar el/la nuevo/a director/a de ARCO. El «head hunter» contratado por Ifema para seleccionar los mejores candidatos para ese puesto se afana por hacerlo lo más rápido posible, pero ABC ha podido saber que se ha topado con algunas negativas. Podría ser el caso de Lorena Corral y de Agustín Pérez Rubio, director del MUSAC. De momento, seguiría en liza Carlos Urroz, el candidato de Ifema, aunque Urroz ni confirma ni desmiente. No puede demorarse mucho la elección, pues la feria va ya contrarreloj. A estas alturas debería estar en plena promoción y recibiendo solicitudes de participación. Pero no hay director ni comité de selección.

Otro de los temas que dará mucho que hablar es el proyecto de crear un Comité de Apelación, formado por juristas, representantes del arte contemporáneo... Nacería como respuesta a las denuncias de varias galerías a ARCO por monopolio ante el Tribunal de Defensa de la Competencia de Madrid. Cortés aceptó que hubiera finalmente un único comité y que fueran las galerías las únicas que hicieran la selección. Pero este proyecto vuelve a poner el dedo en la llaga.