Vista general del Coliseo
Vista general del Coliseo - EFE

Un brasileño se cuela por la noche en el Coliseo y se rompe la pelvis

El joven, que cayó en la arena central del anfiteatro desde una altura de cuatro metros, entró con un amigo cuando el monumento estaba cerrado y los dos han sido denunciados por allanamiento

RomaActualizado:

Un joven brasileño ha sufrido una fractura de pelvis después de acceder de noche al Coliseo de Roma cuando el monumento estaba cerrado junto con un amigo y los dos han sido denunciados por la infracción, dijo la Policía.

Uno de ellos sufrió esta fractura al caer la pasada madrugada en la arena central del anfiteatro desde una altura de casi cuatro metros, de acuerdo a la fuente.

Tras su llamada de auxilio acudieron al lugar agentes de la Policía italiana, de los bomberos, de la policía municipal y personal del servicio de emergencia. El herido fue trasladado al hospital de San Giovanni Addolorata, mientras que el otro no ha sufrido daños.

Los dos hombres, cuya identidad no ha trascendido pero que según los medios tienen 31 y 33 años, han sido denunciados por allanamiento.

Precedentente

Se da la circunstancia de que, en agosto del año pasado, dos jóvenes burlaron los sistemas de vigilancia del Coliseo y accedieron a su interior. Una vez dentro, escalaron por las paredes del monumento romano hasta alcanzar su parte más alta, «hazaña» que grabaron u publicaron en internet.

El vídeo fue difundido por los medios italianos después de que apareciera publicado en el canal de YouTube del colectivo «Visual Enemies», del que forma parte el supuesto autor de la acción, el «youtuber» alemán Flavius Vasily.

Antes de estos hechos, la cuestión del nivel de vigilancia del patrimonio italiano se convirtió en tema de debate público, después de que un turista estadounidense pasara la noche del 25 al 26 de julio de 2016 en el techo del Duomo de Milán. Al ser encontrado a la mañana siguiente por los guardias de seguridad, el joven argumentó que habían cerrado los accesos que dan al techo con él dentro y que había decidido permanecer sobre el templo para no suscitar alarmas.