Maurizio Seracini: «La solución al enigma está muy cerca»
<a href="http://www.abc.es/fotos/20111211/maurizio-seracini-1502158888052.html">Maurizio Seracini</a> - ABC

Maurizio Seracini: «La solución al enigma está muy cerca»

Maurizio Seracini es el único personaje real que aparece con su nombre en «El Código Da Vinci», la novela de Dan Brown

ROMA Actualizado:

Maurizio Seracini es el único personaje real que aparece con su nombre en «El Código Da Vinci», la novela de Dan Brown. En su caso, lo real supera a la ficción, porque ha dedicado más de la mitad de su vida (36 de sus 65 años) a la caza del mural-fantasma de Leonardo Da Vinci. Cuando creía que estaba ya casi tocando al Leonardo perdido, lo denuncian y paralizan su investigación.

—La asociación Italia Nostra, que tutela el patrimonio artístico, considera que su investigación ha producido «un daño y una violación del patrimonio italiano».

—Son maldades. Tenemos la autorización del Ministerio de Bienes Culturales, la del Ayuntamiento y del Opificio delle Pietre Dure, que se encarga de la conservación de las obras de arte. Se están diciendo cosas inexactas. La verdad es que se han practicado solo seis agujeros de 5 a 7 milímetros, pero en zonas donde no había pintura o lesiones (falta de color) en la estructura del mural de Vasari. Mediante una endoscopia se toman muestras microscópicas y luego se analizan. Esto no hace absolutamente ningún daño.

—El manifiesto de los historiadores y expertos italianos e internacional considera su investigación casi como una invasión del mural de Vasari.

—Ninguno de los que han firmado ese manifiesto se ha tomado la molestia de venir a controlar. Ninguno. Y han sido invitados. Todo se está haciendo con la máxima seguridad y legalidad. Además, la investigación no cuesta nada al contribuyente. National Geographic, para filmar un documental con la investigación, ha pagado 250.000 dólares al Ayuntamiento y durante cinco años realizará vídeos y artículos que beneficiarán el turismo de Florencia.

—Uno de los firmantes del manifiesto, el historiador del arte y experto en Leonardo Claudio Strinati, afirma que «ningún historiador pondría la mano en el fuego asegurando que “La batalla de Anghiari” está detrás de la pared con el mural de Vasari».

—Cubrir una pintura mural en el Renacimiento era una cosa normal. Se han recubierto centenares. Pero Vasari salvó una pintura mural de Masaccio en la iglesia de Santa María Novella. Para poner un altar, recubrió con un muro de ladrillos la pintura de Masaccio, dejando un pequeño espacio entre la nueva pared y el mural de ese pintor admirado en el Renacimiento. Vasari era también un gran admirador de Leonardo y pudo hacer la misma operación con «La batalla de Anghiari».

—¿Qué resultado final espera obtener de su investigación?

—Estamos muy cerca de una solución y espero continuar con los trabajos. Lo que me sorprende es que durante muchos años he invitado a historiadores y expertos a estudiar documentos originales, algunos de los cuales deben estar en España, por ejemplo, en Toledo, cuando era capital de su país. Las tropas españolas de Carlos V durmieron durante años en el Palazzo Vecchio, y delegaciones y prelados españoles vieron «La Batalla de Anghiari». Además, Leonardo tuvo cinco ayudantes y dos de ellos eran pintores españoles (el manchego Fernando Yáñez y Fernando o Hernando de los Llanos).