Recreación de un atardecer desde la Tierra, Teegarden b y Teegarden c
Recreación de un atardecer desde la Tierra, Teegarden b y Teegarden c - PHL@UPR Arecibo

Teegarden¿Pueden albergar vida los dos nuevos planetas parecidos a la Tierra?

Teegarden b y c parecen mundos templados capaces de soportar agua líquida, pero su estrella tiene carácter

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La imagen sobre estas líneas es tan solo una recreación realizada a partir de datos científicos, pero parece destinada a soñar. Muestra cómo sería un atardecer desde Teegarden b y c, los dos nuevos planetas parecidos a la Tierra descubiertos por el telescopio CARMENES de Almería a tan solo 12,5 años luz de nosotros. Ambos mundos tienen masas similares al nuestro y orbitan una pequeña enana roja ultrafría dentro de lo que se conoce como zona de habitabilidad, es decir, a la distancia adecuada para tener agua líquida en su superficie. Parece un comienzo óptimo para la existencia de la vida, pero no todo en ese nuevo sistema juega a su favor.

El sistema de la estrella Teegarden es el vigésimo cuarto más cercano al nuestro y el cuarto más cercano con planetas potencialmente habitables, después de Próxima Centauri, Tau Ceti y la estrella de Luyten. También es el más cercano con múltiples planetas pequeños en la zona habitable y recibe una cantidad de energía en forma de radiación de su estrella similar a la de nuestra Tierra (en el caso del b) y Marte (en el caso del c), explican desde el Laboratorio de Habitabilidad Planetaria de la Universidad de Puerto Rico Arecibo.

El planeta más interior, Teegarden b, tiene un 60% de probabilidades de tener una superficie templada, es decir, con temperaturas entre 0° C y 50° C. La temperatura de la superficie debería ser casi paradisíaca, cerca de los 28° C, suponiendo una atmósfera terrestre similar. Pero podría ser mayor o menor según su composición, un dato que aún no conocemos.

Teegarden b es el planeta con el índice de similitud de la Tierra (ESI) más alto descubierto hasta ahora, lo que significa que tiene la masa y el índice de radiación más cercanos a los valores terrestres, aunque solo conocemos su masa mínima.

Fuertes llamaradas

Sin embargo, la forma en que esto se traduce en la posibilidad de albergar algún tipo de vida, al menos tal y como la conocemos, depende de muchos otros factores. El más importante es que este planeta orbita una estrella enana roja, un tipo generalmente muy activo, que emite fuertes llamaradas que podrían erosionar las atmósferas de los planetas durante su vida. Y aunque Teegarden es bastante tranquila para ser una enana roja, es muy posible que sea capaz de arrasar su mundo más cercano, arrancarle la atmósfera o hacer desaparecer el agua, dependiendo de su evolución térmica.

El planeta más alejado, Teegarden c, solo tiene un 3% de probabilidad de tener un ambiente de superficie templada. La temperatura de la superficie puede estar cerca de -47 ° C , asumiendo una atmósfera terrestre, similar a las temperaturas de Marte.

Exoplanetas habitables

Ambos planetas han sido agregados al Catálogo de Exoplanetas Habitables junto con K2-296 b, uno de los 18 planetas recientemente descubiertos por la misión K2 de la NASA. El catálogo enumera hasta 52 mundos prometedores de casi los 4.000 descubiertos hasta la fecha y los Teegarden están entre los 19 conocidos que tienen más probabilidades de tener agua en su superficie y poder soportar ambientes habitables.

Hacen falta más datos para saber si estamos ante un buen candidato a gemelo de la Tierra. La estrella de Teegarden está próxima, lo que la convierte en un excelente objetivo para los estudios de la actividad y el entorno de plasma a su alrededor. Así podríamos saber si los planetas recientemente descubiertos son rocas inertes o, quizás, lugares tranquilos donde la vida no tenga muchos problemas para desarrollarse.