Imagen tomada de Ultima Thule desde una distancia de 172 millones de kilómetros, y desde una nave situada a 6.500 millones de kilómetros del Sol
Imagen tomada de Ultima Thule desde una distancia de 172 millones de kilómetros, y desde una nave situada a 6.500 millones de kilómetros del Sol - NASA/JHUAPL/SwRI

La NASA toma la primera imagen de Ultima Thule, la última frontera

La sonda «New Horizons» ha fotografiado el objeto más lejano explorado alguna vez por una nave espacial. La fotografía es además la más lejana tomada en toda la historia

MADRIDActualizado:

Los telescopios espaciales y terrestres permiten observar las profundidades del Universo desde la distancia. Las naves Voyager, los artefactos que más lejos han viajado, están cerca de la heliopausa, la zona de influencia del viento solar. Están tan lejos que un rayo de luz enviado desde la Tierra tarda en llegar a la Voyager 1 alrededor de 19 horas y 49 minutos. Pero, aparte de estos, ¿cuál es el objeto más lejano explorado de cerca? Hasta hace poco este era Plutón, el planeta enano visitado en 2015 por la sonda «New Horizons» y que vive en el cinturón de Kuiper, una vasta región del espacio más allá de Neptuno, poblada por rocas, cometas y pequeños mundos helados.

Desde 2015, la «New Horizons» ha seguido internándose en las profundidades del espacio, con rumbo a 2014 MU 69, un pequeño objeto helado del cinturón de Kuiper y que fue rebautizado como Ultima Thule. Recientemente, la sonda ha logrado fotografiar por primera vez este pequeño objeto, lo que le ha convertido en el cuerpo planetario más lejano explorado alguna vez por el hombre, «desde cerca». Además, la instantánea es la que más lejos se ha tomado en toda la historia, superando la fotografía del «punto azul pálido» captada por la Voyager 1 en 1990.

Se puede decir realmente que Ultima Thule es la última frontera. De hecho, «Thule» es un término que aparece en fuentes clásicas para referirse normalmente a una isla, en un norte lejano e inalcanzable. En la mitología griega, Thule era la capital de Hiperbórea, el reino de los dioses. Y en fuentes medievales y latinas, Ultima Thule es un lugar situado más allá de las fronteras del mundo conocido.

La imagen fue tomada por el instrumento LORRI (de «Long Range Reconnaissance Imager», desde una distancia de más de 172 millones de kilómetros. Para sorpresa de los científicos de la mision, a pesar de la lejanía y el escaso brillo del objeto, LORRI pudo captar una pequeña cantidad de luz proveniente de Ultima Thule contra un fondo repleto de brillantes estrellas, en una serie de 48 fotografías.

Según ha dicho en un comunicado Hal Weaver, investigador principal de LORRI, la tarea ha sido tan difícil «como buscar una aguja en un pajar».

La gran cita, en 2019

La fotografía de Ultima Thule es importante porque ayudará al equipo de la misión a ajustar el curso de la «New Horizons» para aproximarse a este objeto, el 1 de enero de 2019.

En esas fechas, la «New Horizons», que fue la sonda que cerró la primera observación completa de los principales cuerpos tradicionales del Sistema Solar, hará la primera aproximación a un pequeño objeto del cinturón de Kuiper.

Tal como ha dicho Alan Stern, el investigador principal de «New Horizons» y científico en el Southwest Research Institute de Boulder, en Colorado (EE.UU.), «ahora tenemos a Ultima a la vista desde una distancia mucho mas lejana de lo que pensábamos que era posible. ¡Estamos a las puertas, y una increíble exploración nos espera!».