La extraña pareja formada por el ermitaño y la morena, pillada in fraganti en el Caribe
La extraña pareja formada por el ermitaño y la morena, pillada in fraganti en el Caribe
Zoología

La extraña relación entre un ermitaño «de caramelo» y una morena

Viven en el fondo del mar del sur del Caribe, comparten casa y los zoológos no saben aún por qué

Pilar Quijada
MadridActualizado:

Esta extraña pareja vive en el sur del mar del Caribe, en la isla de Bonaire. Y uno de ellos, el cangrejo ermitaño con rayas rojas que recuerdan a los bastones de caramelo, acaba de ser descubierto para la ciencia. Le han apodado cangrejo ermitaño rayado "Candy", y le han captado de forma casual en fotografías y vídeos, frecuentando las grietas donde viven las morenas, unos peces de forma alargada de la familia de los congrios y las anguilas. La nueva especie se describe en la revista " ZooKeys"

Este peculiar ermitaño fue fotografiado por primera vez inadvertidamente junto a una "langosta de arrecife en llamas", mientras los investigadores observaban invertebrados que se agregaban en hendiduras bajo una gran cornisa de coral. Posteriormente, fue localizado en varias grietas marinas compartidas con morenas como la "de bandas anchas", la "manchada" y la "morena verde".

La nueva especie de cangreo ermitaño
La nueva especie de cangreo ermitaño - ZooKeys

La relación de este nuevo cangrejo ermitaño con la morena es intrigante para las zoólogos. ¿Podría el ermitaño caramelo ser tener una relación de comensalismo con la morena? ¿O es un mero limpiador? El vínculo entre ambos no está claro. Al menos en un caso, un ermitaño fue observado caminando por el cuerpo de una "morena de bandas anchas", quizás alimentándose del moco o de los materiales presentes en él.

Estas observaciones podrían ser interpretadas como evidencia de algún tipo de asociación simbiótica o comensalismo de madriguera, entre los dos animales. La palabra comensalismo viene del latín cum mensa, y significa ‘compartiendo la mesa". El comensalismo es una relación entre especies distintas, relacionada con la obtención de alimento, en la que un animal se alimenta con ayuda de otro sin beneficiarlo o perjudicarlo.

Por otro lado, las rayas rojas y blancas de vivos colores del cangrejo ermitaño caramelo, y sus antenas muy largas y peludas, son típicas de la mayoría de los crustáceos considerados "limpiadores" de peces. Por lo que este cangrejo caramelo podría ser simplemente un limpiador de las morenas.

La limpieza de parásitos u organismos contaminantes del cuerpo de muchos peces, o la eliminación de partículas de alimentos no deseadas por algunos camarones pequeños de vistosos colores se conoce desde hace casi 60 años, pero nunca se ha documentado que un cangrejo ermitaño estableciera este tipo de asociación.

Tampoco se conoce muy bien la filiación de este ermitaño. Aunque algunos rasgos peculiares sí dan pistas. Como el gran tamaño de su pinza derecha, desproporcionada en comparación con el tamaño de su cuerpo. La parte inferior de la garra de esta pinza tiene forma de cuchara. Para qué usa su descomunal pinza el cangrejo ermitaño de caramelo es otro misterio, aunque un video muestra que se sirve de ella para impulsarse mientras se arrastra sobre el fondo marino. Por eso se ha considerado que pertenece al género Pylopaguropsis. Y con eso y un poco de imaginación, este nuevo ermitaño, que vive en el Caribe, ha podido ser bautizado como "Pylopaguropsis mollymullerae", en honor a Molly, la nieta de Ellen Muller, la buceadora autora de las fotos.

Lo que está claro es que esta extraña pareja dará mucho que hablar, y serán muchas las fotos que les "roben", porque los zoólogos se han propuesto desentrañar el papel que desempeña este "fascinante" cangrejo ermitaño acaramelado en la vida de la morena.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe las noticias de Ciencia en tu correo todos los martes.