Desmienten que las mujeres hagan varias cosas a la vez mejor que los hombres

Cada vez más investigaciones contradicen la noción popular de que ellos no pueden hacer dos cosas a la vez

MadridActualizado:

Un estudio que se acaba de publicar en la revista PLOS ONE y que ha sido elaborado por investigadores de la Universidad Técnica de Aquisgrán (Alemania) ha descartado que las mujeres hagan varias cosas a la vez mejor que los hombres.

«Nuestros hallazgos sugieren fuertemente que no hay diferencias de género sustanciales en el rendimiento multitarea», ha explicado en un comunicado Patricia Hirsch, primera autora del estudio.

Estos hallazgos se suman a las cada vez más numerosas investigaciones que contradicen la creencia popular de que ellas pueden hacer varias cosas a la vez y que ellos no.

En el presente trabajo el equipo de Patricia Hirsch comparó el desempeño de 48 hombres y 48 mujeres en una serie de experimentos en los que debían identificar números y letras.

El coste de hacer varias cosas a la vez

En algunos casos los participantes tuvieron que efectuar dos tareas a la vez, lo que se conoce como multitarea concurrente, mientras que en otros casos pudieron completar una tarea antes de comenzar la siguiente, lo que se conoce como multitarea secuencial.

Hoy por hoy se sabe que hacer varias actividades en paralelo requiere cambiar el centro de atención y que, por eso, es más demandante a nivel cognitivo que realizar las mismas tareas de forma secuencial. Además, trabajar en paralelo requiere usar una serie de capacidades cognitivas, como la inhibición, la actualización de la memoria de trabajo o la «conexión» o «desconexión» de la atención en tareas concretas.

En esta ocasión, los investigadores midieron el tiempo de reacción y la precisión de los participantes al completar las tareas tanto en paralelo como en secuencia. Así averiguaron que completar las tareas en paralelo disminuye la velocidad y la precisión tanto entre hombres como en mujeres y que lo hace de una forma similar.

Según los autores, el hecho de que otros estudios anteriores detectasen diferencias en el rendimiento multitarea entre hombres y mujeres puede deberse a las tareas concretas que debían hacer los participantes. Tal como han concluido, tanto ellas como ellos lo hacen igual de mal al tener que trabajar en paralelo.