Vista del yacimiento de Lothagam Norte, donde ha hallado el cementerio
Vista del yacimiento de Lothagam Norte, donde ha hallado el cementerio - Katherine Grillo

Descubren un cementerio de 5.000 años de antigüedad en la cuna de la humanidad

Es el enterramiento más antiguo y extenso de África oriental. Muestra que los grandes monumentos eran posibles también en sociedades igualitarias y que no requerían de una fuerte jeraraquía

MADRIDActualizado:

Un grupo de investigadores de la Universidad Stony Brook (Estados Unidos) y del Instituto Max Planck de Ciencia de la Historia Humana (Alemania) acaba de publicar un artículo en la revista PNAS donde presentan el hallazgo del cementerio más antiguo y extenso de África oriental. Se trata del yacimiento de Lothagam Norte, un enterramiento monumental construido hace 5.000 años por pastores que vivieron en las cercanías del Lago Turkana, en Kenia, cerca de una región donde se han hallado los restos fósiles de los primeros ancestros del hombre. Una de las cosas más interesantes del hallazgo es que la disposición de los restos contradice mucha de las asunciones que se habían hecho hasta ahora sobre las sociedades tempranas.

Principalmente, hasta ahora se ha considerado que los grandes monumentos solo aparecieron en aquellas sociedades complejas que desarrollaron una estructura social estratificada. Sin embargo, se cree que el grupo de pastores que lo levantó formaba una sociedad igualitaria, sin estratos.

«Este descubrimiento contradice nuestras ideas sobre la monumentalidad», ha dicho en un comunicado Elizabeth Sawchuck, coautora del estudio. «Lothagam Norte es un ejemplo de monumentalidad que no está vinculado con la aparición de la jerarquía, lo que nos obliga a considerar otras narrativas del cambio social».

Una tumba para hombres iguales

Pero, ¿qué es el yacimiento de Lothagam Norte? Según han ido averiguando los arqueólogos, se trata de un cementerio comunal construido durante siglos, hace 5.000 a 4.300 años. Está constituido por una plataforma de unos 30 metros de diámetro en cuyo centro hay una importante cavidad para enterrar a los fallecidos. Según han averiguado, una vez que el hueco se llenó, los pastores lo cubrieron con piedras y levantaron pilares megalíticos encima, algunos de los cuales procedían de lugares situados a un kilómetro de distancia. En los alrededores, se añadieron círculos de piedras y mojones.

En total, Lothagam Norte es el lugar de reposo de 580 personas. Entre ellos hay hombres, mujeres, niños y mayores. Todos ellos fueron enterrados con el mismo tratamiento. Básicamente, recibieron los mismos ornamentos, lo que indica que se trataba de una sociedad igualitaria sin una estratificación social fuerte.

Colgantes y pendientes de piedra hallados en el cementerio de Lothagam Norte. Cada ornamento es único, pero su distribución no indica ninguna jerarquía
Colgantes y pendientes de piedra hallados en el cementerio de Lothagam Norte. Cada ornamento es único, pero su distribución no indica ninguna jerarquía - Carla Klehm

¿Hacen falta líderes para levantar monumentos?

Históricamente, los arqueólogos han teorizado que para construir un monumento tan grande, que requiere una fuerte coordinación, es necesario contar con liderazgo y una estructura social jerarquizada.

Pero otros hallazgos, tanto en África como en otros continentes, han ido mostrando que los grandes monumentos pueden aparecer en grupos sociales igualitarios. Por tanto, los científicos están transformando su visión sobre cómo y por qué grandes grupos de personas se unieron y formaron sociedades complejas.

En el caso de Lothagam Norte, los arqueólogos creen que su construcción ocurrió en un momento de profundos cambios. Por una parte, sociales: el pastoreo acababa de llegar a la llanura de Turkana, y los viajeros que llegaban con ovejas, cabras y vacas se encontraron con grupos de pescadores, cazadores y recolectores que vivían en las proximidades del lago. Por otra parte, en aquel momento ocurrió un cambio ambiental: un largo y duro periodo seco, que redujo las precipitaciones a la mitad.

Paleta de piedra con forma de vaca hallada en el cementerio
Paleta de piedra con forma de vaca hallada en el cementerio- Katherine Grillo

Según han argumentado, este fue el contexto en que los pastores pudieron construir el cementerio como un lugar para reunirse y establecer lazos sociales.

«Quizás estos monumentos sirvieron como un lugar de congregación, renovación de lazos sociales y refuerzo de la identidad de la comunidad», ha dicho en un comunicado Anneke Janzen. «El intercambio de información y la interacción a través de rituales compartidos pudo ayudar a estos pastores a navegar más rápidamente por un entorno que estaba en rápida transformación».

Parece ser que después de varios siglos de uso, los pastores se asentaron, los niveles de agua del lago se estabilizaron y que el cementerio dejó de ser usado.

«El yacimiento de Lothagam Norte es el sitio monumental más temprano de África oriental, construido por los primeros pastores de la región», ha dicho Hildebrand. «Este hallazgo nos hace reconsiderar cómo debemos definir la complejidad social, y los motivos que hacían que los grupos de personas crearan una arquitectura pública».