Un nepalí descansa sobre los restos de su casa en Bhaktapur, Nepal
Un nepalí descansa sobre los restos de su casa en Bhaktapur, Nepal - Reuters

Un grupo de científicos predijo hace varias semanas el terremoto de Nepal

Un equipo de expertos anticipó que ocurriría un gran seísmo en la ubicación exacta en la que tuvo lugar el del sábado y augura más movimientos telúricos en las próximas décadas

Actualizado:

El gran terremoto que sacudió Nepal el pasado sábado y que ha provocado más de tres mil muertos no cogió enteramente por sorpresa a un grupo de científicos que llevan varios meses estudiando los movimientos sísmicos en la zona.

Según publica la BBC, un equipo liderado por Laurent Bollinger, de la Comisión de Energías Alternativas y Energía Atómica de Francia, anticipó hace escasas semanas que ocurriría un gran terremoto en la ubicación exacta en la que tuvo lugar el del sábado.

De acuerdo con este equipo de científicos, que lleva varios meses analizando los movimientos sísmicos en la zona, el del sábado siguió el patrón de dos grandes temblores que tuvieron lugar hace 700 años.

«Vimos que Katmandú y Pokhara podrían estar expuestos a unos grandes temblores en la falla principal, en el punto en el que ocurrió un terremoto en 1344», explica Paul Tapponier, del Observatorio de la Tierra de Singapur, quien trabajó con Bollinger.

Cuando se produce un terremoto de gran magnitud es habitual que la tensión se transfiera más allá del segmento de falla en la que tiene lugar, algo que, según los investigadores, ocurrió en 1344, cuando se transfirió la tensión que llevaba acumulándose en la zona desde 1255. Según el equipo de Bollinger, algo idéntico ha sucedido de nuevo en esta ocasión, ya que llevaba acumulándose tensión en la zona desde un terremoto ocurrido en 1934.

Sin embargo, lo más preocupante para los investigadores es que este terremoto puede ser el primero de varios grandes movimientos sísmicos que se sucederán durante las próximas décadas. «Los primeros cálculos sugieren que el terremoto de magnitud 7,8 del sábado no fue lo suficientemente grande como para quebrar la tierra hasta la superficie. Así que es probable que se esté acumulando más tensión y veamos más temblores de este tipo al oeste y el sur de esta falla en las próximas décadas», asegura Bollinger a la cadena británica.