Desentierran en Canadá uno de los mayores «tesoros» fósiles del mundo
Fósil de Anomalocaris canadensis, el mayor predador del Cámbrico, hallado en las lutitas de Burgess - MusEO real de ontario

Desentierran en Canadá uno de los mayores «tesoros» fósiles del mundo

Los investigadores creen que el yacimiento de 500 millones de años, quizás «el más importante en décadas», podrá ayudar a comprender uno de los grandes enigmas de la evolución, la explosión de vida del Cámbrico

Actualizado:

Las lutitas de Burgess es una formación geológica célebre por sus fósiles, ubicada en en el Parque Nacional Yoho de la Columbia Británica, en Canadá. De 505 millones de años, es el hogar de algunos de los primeros animales del planeta e incluso de un pariente humano muy primitivo, lo que lo convierte en uno de los yacimientos fósiles más importantes del mundo. Ahora, más de un siglo después de su hallazgo, los científicos han desenterrado a tan solo 42 km de distancia, en el Parque Nacional Kootenay, un nuevo yacimiento de fósiles de la misma antigüedad llamado Marble Canyon, que parece tener el mismo admirable valor paleontólogico e incluso «podría superarlo algún día». Según sus descubridores, estos restos pueden ayudar a entender uno de los enigmas de la evolución, la repentina explosión de la vida animal durante el período Cámbrico, cuando surgieron casi todos los principales grupos de animales que conocemos hoy

El hallazgo, realizado durante el verano de 2012 por un equipo del Museo Real de Ontario y las universidades de Toronto, Saskatchewan y Uppsala, aparece publicado por primera vez en la revista científica Nature Communications. Es el último de una serie reciente de descubrimientos en las lutitas de Burgess. Entre ellos, la confirmación de que Pikaia, que solo se encuentra en el parque nacional de Yoho, es el vertebrado más primitivo conocido y por lo tanto el ancestro de todos los que existen en la actualidad, incluidos los seres humanos.

En más de 100 años de investigación, en las lutitas han sido identificadas alrededor de 200 especies de animales. Ahora, en tan solo 15 días de trabajos de campo, los paleontólogos ya han encontrado 50 especies de animales en el nuevo sitio de Kootenay National Park. Algunas de las especies que han aparecido en el nuevo sitio se encuentran también en los famosos yacimientos de fósiles de Chengjiang de China, que son 10 millones de años más antiguos. Esto contribuye al grupo de evidencias que sugiere que la distribución local y por todo el mundo de los animales del Cámbrico, así como su longevidad, podrían haber sido subestimados.

«Este nuevo descubrimiento (...) aumentará significativamente nuestra comprensión de la evolución animal temprana. La velocidad a la que estamos encontrando los animales -muchos de los cuales son nuevos- es asombrosa , y hay una alta posibilidad de que finalmente encontremos más especies aquí que en el sitio original del Parque Nacional Yoho, y, potencialmente, más que en cualquier otro lugar en el mundo», explica Jean-Bernard Caron, curador de Paleontología de Invertebrados del Museo Real de Ontario, profesor de la Universidad de Toronto y autor principal del estudio.

El nuevo yacimiento de fósiles está protegido por Parques de Canadá. Su localización exacta es confidencial para proteger su integridad.