Diez claves para ver las Cuadrántidas esta noche
Lluvia de Cuadrántidas sobre Florida (EE.UU.), en una imagen de archivo - Jeff Berkes / NASA

Diez claves para ver las Cuadrántidas esta noche

Qué son, de dónde vienen, cuándo y hacia dónde mirar... Los consejos para observar la primera y espectacular lluvia de estrellas del año en su máximo de actividad

Actualizado:

El año comienza con un bonito espectáculo celeste, como un regalo previo a la noche de Reyes. Se trata de la lluvia de estrellas Cuadrántidas, quizás no muy conocida por el gran público -en parte porque salir al exterior y mirar el cielo en una gélida noche de enero no parece lo más atractivo- pero que pueden ser realmente hermosas. Por si se anima, le explicamos qué son, de dónde vienen y cómo observarlas para no perderse un detalle. Siempre será una bonita forma de empezar el año.

1- ¿Qué son las Cuadrántidas?

Las Cuadrántidas son una de las lluvias de meteoros más activas de todo el año. Sus fogonazos son brillantes y muy numerosos, entre 120 y 200 por hora, comparable a las Perseidas, la famosa lluvia de estrellas de agosto.

2- Si son tan hermosas, ¿por qué no las conozco?

Es cierto, las Cuadrántidas, a pesar de su gran belleza, no gozan de gran popularidad, posiblemente porque el fenómeno suele durar poco y ocurre en la época más fría del año, lo que supone que la observación sea algo más sacrificada.

3- ¿De dónde vienen?

El origen de las Cuadrántidas todavía es un misterio. Algunos investigadores creen que proceden del asteroide 2003 EH1, posiblemente el fragmento de un antiguo cometa extinto que se separó hace siglos. Sin embargo, otros consideran que procede de un cometa que se observó por primera vez hace más de 500 años, el C/1490 Y1. Es posible que el asteroide sea un fragmento de este cometa, ya extinto.

4- ¿Cómo son sus meteoros?

Los meteoros de las Cuadrántidas, pequeñas partículas del tamaño de un grano de arena o de arroz, suelen ser muy numerosos y vistosos. En muchas ocasiones dejan estelas persistentes, restos de la desintegración del meteoro que flota en el cielo durante segundos o minutos. Lentos, viajan a 42 km/s, cuando otras lluvias lo hacen a 72 km/s. Se queman en la atmósfera entre los 100 y los 80 km de altura.

5- ¿Cuál es el mejor momento para observarlas?

Pueden contemplarse desde el día 1 hasta el 5 de enero, pero esta noche de viernes (día 3), se produce el máximo pico de actividad. El máximo se espera a las 20.30 horas de esta noche, una hora estupenda especialmente si se sale con niños, pero la lluvia se prolongará durante toda la noche.

6- ¿En qué partes del mundo se verán?

Las Cuadrántidas son visibles desde el Hemisferio norte y los más afortunados serán los habitantes del Este de Asia, donde la noche estará bien entrada, con el radiante visible y alto.

7- ¿Desde dónde las observo?

Lo más conveniente es situarse en un paraje apartado, muy oscuro, sin contaminación lumínica (aléjese de las luces de las ciudades) ni grandes árboles, montañas o edificios que puedan dificultar la observación.

8- ¿Hay buenas condiciones?

Sí, siempre que el cielo no esté cubierto de nubes (es imprescindible consultar el parte meteorológico del lugar donde vayamos a hacer la observación antes de partir). La suerte es que la Luna solo tendrá dos días de edad (solo veremos una pequeña hoz que se ocultará muy rápidamente tras anochecer), por lo que su luz no molestará en ningún momento.

9- ¿Hacia dónde miro?

Hacia el Este. El nombre de Cuadrántidas se debe a que su radiante, el lugar de donde parecen salir, se encuentra en la constelación de Quadrans Muralis, que representa un cuadrante, un antiguo instrumento astronómico, descubierta por el astrónomo francés Jerome Lalande en 1795 pero actualmente desaparecida. Cerca se encuentran la constelación del Boyero, el Dragón y la Osa Mayor. No obstante, los meteoros podrán salir desde cualquier lugar del cielo.

10- ¿Qué equipación llevo?

No hace falta óptica, aunque unos prismáticos pueden ayudarnos a seguir el camino de alguna estela persistente. Eso sí, resulta imprescindible llevar ropa de abrigo y mantas, ya que lo mejor para ver los meteoros es estar tumbados.