Las flores no huelen igual de bien para todos
Olores tan agradables como el de la hierba o las flores pueden ser percibidos de distinta manera dependiendo del tipo de receptor empleado - ABC

Las flores no huelen igual de bien para todos

Científicos descubren por qué cada persona interpreta los olores de manera distinta

Actualizado:

¿Se ha planteado alguna vez el hecho de que un olor tan agradable como el de la rosa podría ser percibido de manera distinta por otras personas? Esto es lo que demuestra un estudio desarrollado en el Monell Center, un centro de investigación de Filadelfia (EEUU) especializado en el estudio del gusto y del olfato y cuyos investigadores han llegado a la conclusión que las cosas no tienen por qué producir las mismas sensaciones en cada uno de nosotros.

El estudio, publicado en la revista «Nature Neuroscience», explica cómo los hasta 400 sensores con los que el ser humano cuenta para percibir los distintos olores pueden generar una sensación distinta en cada persona. «Es difícil comprender cómo nuestra enorme variedad de receptores codifica los olores», asegura Joel Mainland, biólogo y responsable de la investigación. «Estos receptores codifican la intensidad y la calidad de los olores -por ejemplo si huele a vainilla o humo- , aunque es difícil averiguar cómo estos actúan a la hora de enviar las señales a nuestro cerebro».

De este modo, y según Mainland, «una persona puede encontrar un olor agradable al codificarlo con uno de sus receptores, mientras que a otra el mismo olor podría resultarle extremadamente fuerte al codificarlo con un receptor distinto». En su investigación, el biólogo y su equipo concluyen que, dependiendo de los receptores utilizados en cada uno de los casos, un mismo elemento podría tener un olor diferente para cada uno de nosotros.

El estudio ofrece grandes oportunidades de futuro, afirma Mainland, pues averiguar cómo los receptores de nuestro sistema olfativo codifican los olores y envían las señales a nuestro cerebro permitirá, en un futuro cercano, crear olores extremadamente precisos.