Las reflexiones «moralizantes» de Jordi Pujol suenan a tomaduras de pelo tras confesar que evadió impuestos
Artur Mas observa a Jordi Pujol en la presentación de un libro del expresidente catalán - ines baucells

Las reflexiones «moralizantes» de Jordi Pujol suenan a tomaduras de pelo tras confesar que evadió impuestos

El expresidente catalán reconoce que «los políticos están sometidos a muchas tentaciones y a veces caen»

maría jesús cañizares
Actualizado:

La evasión fiscal confesa de Jordi Pujol, quien durante años mantuvo una cuenta bancaria oculta en Andorra, ha revalorizado sus reflexiones sobre la corrupción, la familia, la ética o la política. Son pensamientos que algunos califican de "moralizantes" -el consejero catalán de Territorio, Santi Vila, muy crítico con la actuación del expresidente utilizó este término- y que en 2003, fecha en la que fue sustituido al frente de la Generalitat por el Gobierno tripartito (PSC, ERC e ICV), el dirigente nacionalista recogió en "El libro rojo de Jordi Pujol". Se trata de un diccionario en el que el histórico líder de CiU ordena de la A a la Z su doctrina. No busquen la palabra Mentira en la M, pues no aparece. Aquí van algunos ejemplos:

-Banca Catalana: "En este país soy el único político en activo y con un cargo público importante, a quien se han investigado los bolsillos hasta la última peseta; y no solo a mí, también a mi mujer a mis cuñados, a mi suegra..."

-Corrupción: "Hay tres hechos que contribuyen a crear la imagen de corrupción política bastante o muy generalizada. 1. No está bien resuelto el problema de la transparencia de la financiación de los partidos. 2. Es cierto que hay políticos corruptos. 3. La corrupción utilizada como arma de combate por muchos políticos, la mayoría de veces sin base".

-Ética: "No hay ética sin libertad y no hay ética sin responsabilidad"

-Familia: "La sociedad es responsable de mi madre, pero el más responsable de mi madre soy yo, la familia".

-Impuestos: "Durante mucho tiempo dominó la idea de que el bienestar y, en general, el progreso de la sociedad debía ser pagado por las empresas, es decir, por los empresarios y los trabajadores (...) Era la época en que se optó muy marcadamente por los impuestos directos, pero ya hace tiempo que se ha constatado que el trabajo y la empresa no dan para tanto".

-Nacionalismo: "Por encima de todo, nuestro nacionalismo es humano: es una ética".

-Pecados: "El pecado de la carne es el más humano y también el más disculpable, sobre todo sin no perjudica a terceros".

-Política: "Los políticos están sometidos a muchas tentaciones y a veces caen". "Es difícil hacer política a fondo durante un tiempo largo sin interesante de verdad por la gente, pero admito que hay políticos en que el carrerismo, la ambición o la vanidad ahogan este interés".

-Solidaridad: "No puede haber solidaridad sin responsabilidad".