El presidente Mas, junto a la vicepresidenta Joana Ortega
El presidente Mas, junto a la vicepresidenta Joana Ortega - efe

La Generalitat refuerza la futura Hacienda catalana

El Govern planifica el crecimiento de la Agencia Tributaria como estructura de Estado

Actualizado:

El Govern de la Generalitat aprobó ayer el proyecto de ley de ordenación de los cuerpos de adscripción exclusiva a la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC), una normativa orientada a planificar los recursos humanos para una futura «hacienda» catalana. En su objetivo de construir las denominadas «estructuras de Estado», el ejecutivo de Artur Mas pretende que la ATC, que por ahora sólo recauda impuestos de titularidad catalana pero no los estatales, se convierta en una «hacienda» de la Generalitat que recaude todos los tributos generados en Cataluña.

El texto aprobado ayer planifica el crecimiento de los recursos humanos que se quieren destinar para llevar a cabo «plenas competencias de gestión, inspección y recaudación de los tributos soportados en Cataluña».

Según el Govern, esta norma, que se desarrolla por mandato de la Ley de acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat de 2014, «no tiene ningún impacto presupuestario» y tiene la voluntad de no generar en un futuro «gastos estructurales innecesarios», informa Efe. El consejero de Presidencia y portavoz del Govern, Francesc Homs, aseguró, en la conferencia de prensa posterior a la reunión del ejecutivo catalán, que el proyecto de creación de una «hacienda» catalana está «madurado» y que se lleva a cabo un «trabajo discreto» en torno a este objetivo.

En ese sentido, Homs afirmó que la ATC ampliada con las funciones para gestionar todos los impuestos que se generan en Cataluña está en fase de «diseño» y que se están «preparando estructuras y comandos».

El portavoz del Govern ha manifestado que este proyecto de convertir la actual ATC en una «hacienda» catalana no es equiparable al del despliegue del cuerpo de los Mossos d’Esquadra, que tardó 14 años en completarse, ya que, a su juicio, «se tiene que hacer más de golpe». El conseller no fijó plazos concretos de ejecución per o ha avisado de que se anunciará su implementación definitiva como «hacienda» catalana «con poco tiempo de anticipación».

La ATC se convertirá en la «hacienda propia» de Cataluña en el momento, ha incidido Homs, en el que el organismo sea capaz «de asumir la gestión de la totalidad de los tributos que se pagan en Cataluña».