Jordi Pujol en una imagen de archivo - Inés Baucells

«El clan Pujol», una familia cercada por la Justicia

ABC ha denunciado públicamente las tramas en las que han estado involucrados y ha informado puntualmente de sus pasos por los tribunales

Actualizado:

Un año y medio le costó a Oriol Pujol, el quinto hijo de Jordi Pujol, renunciar a su escaño. Antes ya había dejado la Secretaría General del CDC tras haber sido imputado por la presunta trama corrupta de las ITV. Parecía que el «clan pujol» podría disfrutar unos primeros días de verano tranquilo. Hasta que este viernes Jordi Pujol ha hecho público «con mucho dolor» que disponía de dinero sin regularizar en cuentas en el extranjero. Otra vez las miradas de todos los españoles vuelven a apuntar al «laberinto» judicial de la familia.

Los negocios de los Pujol han sido investigados por la Audiencia Nacional y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. La AN se fijó en los 32,4 millones de euros que Jordi Pujol Ferrusola movió presuntamente entre España y trece países (incluidos paraísos fiscales) entre 2004 y 2012. Otro de los hijos del expresidente de la Generalitat de Cataluña, Josep, regularizó más de dos millones de euros que tenía en el extranjero durante la amnistía fiscal. La respuesta de Jordi Pujol hijo fue curiosa: según él, en Cataluña hay dos empresarios catalanes con el mismo nombre que él y su hermano. ABC demostró que esos supuestos dobles casualmente compartieron viajes a destinos tan sorprendentes como Miami, Buenos Aires y Tanzania.

Además el primogénito del expresidente catalán saltó a las páginas de ABC cuando se descubrió que cuatro de sus empresas acumularon 30,7 millones de euros con solo una empleada dada de alta y sin apenas facturación ni actividad económica ordinaria.

Las visitas a sede parlamentaria para explicar casos de corrupción tampoco han faltado. Oriol Pujol se presentó ante los diputados catalanes el 26 de julio de 2012 para hablar del Caso Palau. Lo hizo como secretario general de CDC para dar explicaciones sobre la presunta financiación irregular del partido a través del Palau de la Música.

Pero la historia de las investigaciones judiciales se remonta años atrás. En los ochenta, el famoso caso Banca Catalana provocó que la justicia procesara a Jordi Pujol y a otros 17 consejeros de la entidad por presuntos delitos de apropiación indebida, falsedad en documento público y mercantil. Sin embargo el dirigente de CDC nunca se sentó en el banquillo.