Viajar

Así será el primer aeropuerto del mundo para viajes turísticos al espacio

Estará en Houston y tendrá una zona de simulación de gravedad cero, área de entrenamiento para astronautas y hasta un museo

Imagen de la propuesta de Puerto Espacial planteada por el Sistema de Aeropuertos de Houston
josefina g. stegmann - abcviajar - Madrid - Actualizado: Guardado en: Viajar

«Houston, tenemos un problema», dijo el astronauta Jack Swigert durante aquella infeliz misión del Apolo 13. La ciudad de Houston siempre ha estado muy ligada a la NASA y ahora, sobrevolando la idea de un aeropuerto espacial para turismo, no podía quedarse atrás.

«¿De qué forma la apodada «Ciudad Espacial de Estados Unidos» mantedrá el título en el siglo XXI? Creemos que la repuesta es un aeropuerto espacial», aseguró Mario C. Díaz, director del Departamento de Aviación de Houston.

La ciudad tramita una licencia de la Administración Federal de Aviación para poner en marcha, en el que hoy es el Aeropuerto Ellington, el primero dedicado al turismo espacial.

El nuevo «Houston Spaceport» contará con una pista para vehículos de lanzamiento reutilizables, que despegarán y aterrizarán como los aviones convencionales. «Habrá una terminal similar a la que encontramos en los aeropuertos donde la gente podrá subir a bordo de una aeronave que despegará igual que lo hace un avión. Pero cuando se alcance el Golfo de México, tomará una trayectoria más vertical y ascenderá a los confines del espacio antes de volver al aeropuerto espacial», declaró a AP, Mario Díaz.

La instalación incluirá una moderna terminal para los pasajeros; una zona para simulación de gravedad cero y un museo dedicado a la aviación. Y por si esto fuera poco, habrá un área de montaje para vehículos espaciales, otra para entrenamiento de astronautas y una zona para lanzamiento de microsatélites.

El avance del turismo espacial

Si bien no se ha hecho mención de las compañías que operarán, son ya conocidos los proyectos que ofrecen viajes al espacio «aptos para todos los públicos». Es el caso de Virgin Galactic, uno de los caprichos del poderoso Richard Branson, que ofrece un viaje a unos 110 kilómetros de altura por unos 190.000 euros. La nave, que tiene capacidad para 6 personas y dos pilotos, dura unas 2,5 horas y ofrece unos minutos en gravedad cero.

También en el espacio las empresas intentan hacer propuestas diferenciadas. Lynx es un proyecto de XCOR Aerospace, al frente de un ex de Intel, Jeff Greason. Ofrece un viaje para una persona (más el piloto) a unos 100 kilómetros de altura durante media hora. El precio del billete es de 95.000 dólares (unos 70.000 euros)

El New Shepard de Blue Origin incluye una cápsula para tres personas. Viaja sobre un módulo de propulsión de cohetes, lanzado desde Texas y aterriza con paracaídas. Por otro lado, está la cápsula Dragon, de SpaceX, que ha sido la elegida para el proyecto holandés Mars One, que pretende establecer una colonia humana permanente en Marte.

Toda la actualidad en portada

comentarios