Tecnología - Redes

«Digo Diego», la página que registra los «tuits» que borran los políticos

La organización CIVIO, que vela por la transparencia, recoge las «pruebas del delito» que han eliminado los diputados con el objetivo de que nadie se entere de sus meteduras de pata

Meter la pata en la popular red de «microblog» Twitter es más fácil de lo que muchos piensan. Uno de los errores más recientes ha sido el que cometió el «Community Manager» del secretario general del PSC, Pere Navarro. Toni Cantó, Fátima Báñez o Elena Valenciano han sido otros políticos que se han convertido en noticia tras un «tuit» desafortunado. Aunque muchos intentan subsanar su error borrando la «prueba del delito», la organización CIVIO, que vela por la transparencia, recoge en «Digo Diego» los «tuits» que los políticos han borrado de sus cuentas.

Ahora sí que ya no hay marcha atrás. Si Mariano Rajoy, o mejor dicho, su equipo comete una falta ortográfica, será mejor que no borre el «tuit», como hizo el pasado 10 de junio:

Antes de lanzar este «tuit», en el que arremete contra la prensa, debería habérselo pensado dos veces el diputado de ICV-EuiA, Joan Coscubiela. Parece que lo hizo poco después y, por ello, decidió eliminarlo:

Muy desafortunado fue también el «tuit» que lanzó Rafael Simancas, diputado del PSOE, sobre Alberto Ruiz Gallardón:

Y cuidado con los «retweets». Especialmente de aquellos que provienen de cuentas «fake» a las que los cargos políticos no deberían hacer caso. Todo lo contrario hizo el socialista Joan Ruiz Carbonel:

Muy rápido fue Eduardo Madina, del PSOE, en borrar un «tuit» que publicó criticando al PP sobre las concertinas de Melilla en el momento en el que comenzó a circular por Twitter una foto de José Antonio Griñán cuando visitó la fábrica de las vallas con cuchilla en campaña electoral:

«Digo Diego» es la adaptación española de «Politwoops», la web que realizó Sunlight Foundation en 2012 con el mismo objetivo y cuya raíz es la holandesa «Politwoops.nl».

comentarios