Las universidades públicas de EE.UU. ofrecerán grados a través de cursos online

Actualizado:

Un grupo de universidades públicas de los Estados Unidos ha llegado a un acuerdo con una compañía comercial para ofrecer cursos online introductorios gratis pero que formen parte de una carrera, con la esperanza de que los alumnos se queden «online» en los semestres siguientes y entonces ya sí que paguen las correspondientes tasas de matriculación. La noticia ha llamado mucho la atención tanto a medios generales (por ejemplo, The New York Times) como a los especializados (Inside Higher Ed). Se trata de un modelo que puede introducir de lleno las ventajas de las nuevas tecnologías en las universidades clásicas presenciales.

La Universidad Estatal de Georgia fue la primera en anunciar el martes pasado que estaba revisando los cursos online gratuitos que ofrecía para ver si los podía orientar a una titulación. Al día siguiente se dio a conocer que nueve universidades públicas más (Arizona State University, Cleveland State University, Florida International University, Lamar University, University of Arkansas System, University of Cincinnati, University of Texas at Arlington College of Nursing, University of West Florida y Utah State University) sopesaban lo mismo: cuáles de sus cursos online, los MOOC (Massive Open Online Course: Curso online masivo y abierto), pasarían a MOOC2Degree.com (Degree: grado). Esta nueva plataforma competirá con otras ya conocidas en Estados Unidos: Coursera, Udacity, edX, entre otras.

La proliferación de cursos online gratuitos de prestigiosas universidades, como Harvard, Stanford y el Massachusetts Institute of Technology, desde el año pasado, ha propiciado un gran interés por el aprendizaje online. Pero con los MOOC, hasta ahora, no se ganaban créditos, no conducían a la obtención de un título académico. En la enseñanza universitaria, el crédito es la unidad de valoración de una asignatura o un curso, equivalente a un determinado número de horas lectivas.

«Asumimos la idea del MOOC, pero ahora será parte de un programa de grado, no algo decorativo», afirma Randy Best, el presidente de Academic Partnerships, la empresa que ayuda a las nueve universidades públicas arriba mencionadas con el proyecto de los cursos online, y que espera extenderlo a las cuarenta con las que colabora. En concreto, Academic Partnerships transforma grados tradicionales en grados online. Además, Academic Partnerships se encargará de ganar estudiantes para el MOOC2Degree, por lo que ingresará una comisión por cada alumno que continúe cursando el grado.

Si MOOC2Degree triunfa, supondrá un alivio para la arcas de las universidades públicas. En cualquier caso, es una nueva estrategia de reclutamiento. Se ofrece un señuelo gratis que quizá despierte el apetito. Aunque algunos expertos advierten que la industria de los MOOC corre el peligro de la saturación.

Best apunta que los primeros cursos que se ofrecerán serán máster en Educación o en Enfermería. En la University of Texas at Arlington College of Nursing, Academic Partnerships ya ha hecho pruebas con un curso introductorio libre para enfermeras. Entre el «72 y el 84 por ciento de los que participaron en el primer curso se quedaron y pagaron por el segundo».

Los beneficios son mutuos, para las universidades y los alumnos. Añade Best: «Las universidades atraen a unos alumnos que de otra manera no vendrían y al mismo tiempo tienen la oportunidad de comprobar hasta qué punto están preparados académicamente antes de que que empiecen el grado; y los estudiantes participan sin riesgo en un curso online libre y gratuito».

En noviembre, el American Council on Education anunció que estudiaría la novedad de los MOOC para determinar los créditos que se podrían conceder por ellos.