MIELOMA MÚLTIPLE

Demostrada la eficacia de una nueva combinación terapéutica en el mieloma múltiple

La adición de ‘bortezomib’ a la quimioterapia convencional aumenta en 13 meses el periodo libre de recurrencia y en 11 meses la supervivencia

Mieloma múltiple
Mieloma múltiple - WIKIMEDIA

Un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores del SWOG, red internacional para el diseño y desarrollo de ensayos clínicos en el cáncer fundada por el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos (NCI), ha demostrado la eficacia de una nueva combinación terapéutica a la hora de retrasar la recurrencia del mieloma múltiple y de aumentar la esperanza de vida de los pacientes. Concretamente, el estudio, publicado en la revista «The Lancet», muestra que la adición del fármaco ‘bortezomib’ a la quimioterapia convencional para el mieloma múltiple en pacientes que aún no han recibido ningún tratamiento se asocia con un aumento de cerca de 12 meses tanto en el periodo libre de recurrencia de la enfermedad como en la supervivencia de los pacientes.

Como explica Brian G.M. Durie, director de la investigación, «se ha generado una gran expectación en torno a nuestros resultados y a esta opción terapéutica que ayuda a los pacientes de mieloma múltiple a prolongar su periodo sin enfermedad y les proporciona más tiempo para pasar con sus seres queridos. Y dado que nuestros hallazgos son consistentes y contundentes, estamos hablando de un posible nuevo estándar de tratamiento».

Un año más sin cáncer

El mieloma múltiple es un tipo de cáncer de la médula ósea causado por una degeneración y proliferación de las células plasmáticas, esto es, las células del sistema inmunitario responsables de la producción de anticuerpos. Un tipo de cáncer que constituye el 1% de todas las enfermedades oncológicas y que afecta principalmente a las personas mayores –en hasta un 70% de los casos se diagnostica en mayores de 65 años.

La buena noticia es que el mieloma múltiple puede llegar a curarse con un trasplante de médula ósea. El problema es que no todos los pacientes, muy especialmente los mayores, son candidatos a esta intervención. Además, y si bien la quimioterapia, con o sin trasplante, también induce la remisión –o eliminación– de la enfermedad, esta vuelve a reaparecer –un fenómeno denominado ‘recurrencia’– en muchos casos al cabo de unos pocos años. En consecuencia, debe requerirse con urgencia el desarrollo de tratamientos más eficaces.

La nueva opción terapéutica ayuda a los pacientes a prolongar su periodo sin enfermedad y les concede más tiempo para pasar con sus seres queridosBrian Durie

Para llevar a cabo el nuevo estudio, los investigadores contaron con la participación de 471 pacientes diagnosticados de mieloma múltiple y edades comprendidas entre los 28 y 87 años que no se habían sometido a un trasplante de médula ósea ni habían recibido tratamiento previo para la enfermedad.

De acuerdo con un criterio aleatorio, los participantes fueron incluidos en dos grupos de tratamiento: terapia convencional, esto es, la combinación del inmunomodulador ‘lenalidomida’ y del inmunosupresor ‘dexametasona’, administrada en seis ciclos repartidos a lo largo de seis meses; y terapia convencional más bortezomib en ocho ciclos de tratamiento en un periodo de seis meses.

De acuerdo con los resultados, el periodo medio de remisión –o lo que es lo mismo, libre de la reaparición de la enfermedad– con el tratamiento convencional se estableció en 30 meses. Un periodo promedio que, en el grupo en el que se añadió bortezomib, se elevó hasta los 43 meses.

Mayor esperanza de vida

Es más; mientras la supervivencia media en el grupo con la terapia convencional se estableció en torno a los cinco años –64 meses–, en el caso de los pacientes que también recibieron bortezomib superó los seis años –75 meses–. Es decir, la suma de bortezomib, fármaco hasta ahora utilizado únicamente en aquellos casos en los que el tratamiento estándar no resultaba efectivo a la hora de frenar la progresión del mieloma múltiple, ofrece a los pacientes 11 meses de vida adicionales.

Sin embargo, el beneficio de esta nueva triple-terapia tiene un ‘pero’: los efectos secundarios. Y es que los pacientes que recibieron la combinación con bortezomib tuvieron un mayor riesgo de sufrir neuropatía sensorial, dolor y entumecimiento o debilidad en sus manos y sus pies.

Toda la actualidad en portada

comentarios