Estado del interior dle Beti-Jai actualmente
Estado del interior dle Beti-Jai actualmente - josé gonzález

El Ayuntamiento de Madrid compra el frontón Beti-Jai por siete millones

El próximo Gobierno tendrá que decidir qué uso da a este Bien de Interés Cultural y qué reforma acomete

Actualizado:

La guerra de cifras por el frontón Beti-Jaientre el Gobierno local y los últimos propietarios de este Bien de Interés Cultural (BIC), la empresa guipuzcoana Tarcosul Gestión S. L., la ha ganado el Ayuntamiento. El Consistorio de Ana Botella se ha hecho dueño del único ejemplar de edificio deportivo del siglo XIX que queda en Madrid, por casi 7 millones de euros. El pasado 2 de marzo, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) dictó sentencia sobre el proceso de expropiación de esta joya arquitectónica, ubicada en el distrito de Chamberí, en el 7 de Marqués de Riscal. El Consistorio valoraba el complejo en 6 millones de euros, mientras que los dueños pedían el doble, 12. Incluso llegaron a solicitar 30 millones —la construcción en 1894 costó 500.000 pesetas al empresario vasco José Arana—.

Importe abonado

El expediente de expropiación fue iniciado el 2 de febrero de 2010, a petición de sus propietarios. El Jurado Territorial determinó una valoración de 7.331.755,15 euros el 26 de abril de 2011. Esta cantidad fue recurrida tanto por el Ayuntamiento como por la propiedad. El TSJM anula en su sentencia el fallo del Jurado Territorial y baja la edificabilidad o aprovechamiento del 1,114 al 1,04. El valor del inmueble, por tanto, se sitúa en 6.347.817,66 euros. La sentencia aún no es firme, ya que cabe recurso de casación ante el Supremo. El Gobierno local ya ha pagado por ello.

El pasado 10 de abril se suscribió el acta de abono y ocupación del inmueble, transmitiéndose su titularidad al Ayuntamiento de Madrid, que abonó el importe correspondiente a la valoración municipal, 5.602.166,22 euros más el 21% de IVA al no estar fijado definitivamente el justiprecio de la finca. La suscripción del acta de pago por la directora general de Gestión Urbanística y por el representante de Tarcosul tuvo lugar en la sede de la Junta Municipal del distrito de Chamberí.

Será el próximo Gobierno que tenga la capital el que decida qué utilidad da al Beti-Jai y acometer una importante obra de restauración para este inmueble maltratado por el paso del tiempo y la dejación de sus propietarios. La construcción, declarada BIC en su categoría de monumento el 9 de febrero de 2011, está calificada en el vigente Plan General de Ordenación Urbana de Madrid como una Dotación Deportiva Singular. Los vecinos han solitado en numerosas ocasiones que se recupere su uso deportivo.

4.000 espectadores

Este edificio único en Europa por sus características arquitectónicas cuenta con un espacio vacío o cancha de 67 metros de longitud por 20 metros de ancho. Dispone de un graderío elíptico cuya arquitectura, como Las Ventas, es de hierro. Cierra su lado oeste un muro curvo de ladrillo de estilo neomudéjar. Su aforo en la época era de 4.000 espectadores. Se levanta sobre una parcela de 3.600 metros cuadrados y tiene una superficie edificable de 10.800 metros.

La Comunidad de Madrid, después de otorgarle la protección de BIC, no descartó darle otros usos, siempre y cuando se respeten los valores fundamentales que definen el inmueble y su incorporación sea compatible con la normativa. A principios del siglo XXI, la empresa Nuevo Beti Jai, S.L., dueña del recinto, intentó convertirlo en hotel y gimnasio, pero no pudo llevarse a cabo. Ahora sí, empieza la cuenta atrás para su resurreción.