Mujeres afganas llevan a hombros el féretro con los restos de Farjunda, acusada falsamente de quemar un Corán
Mujeres afganas llevan a hombros el féretro con los restos de Farjunda, acusada falsamente de quemar un Corán - reuters

Las afganas desafían la tradición para enterrar a la mujer linchada acusada de quemar un Corán

Farjunda, como ha sido identificada la mujer, «era completamente inocente», ha declarado uno de los investigadores

Actualizado:

Activistas afganas han desafiado la tradición para transportar ellas mismas el ataúd donde descansan los restos mortales de la mujer linchada el pasado jueves tras ser acusada, en falso según las primeras investigaciones, de quemar una copia del Corán.

Farjunda, como ha sido identificada la mujer, «era completamente inocente»", ha declarado uno de los investigadores. Al menos 13 personas, entre ellos ocho agentes de Policía, han sido detenidas.

Para conmemorar a la fallecida, han sido las mujeres quienes han transportado el féretro durante el funeral, una tarea habitualmente reservada a los hombres.

Además, los asistentes impidieron el acceso a la ceremonia al clérigo Ayaz Niazi, quien previamente había justificado el brutal asesinato de la mujer.

El presidente afgano, Ahsraf Ghani, aseguró en un comunicado que el Ministerio del Interior y una comisión de académicos religiosos investigarán el linchamiento, ya que «ningún individuo tiene derecho a erigirse en juez y a usar la violencia para castigar a otros».

El Gobierno, ha añadido, «también condena en términos rotundos cualquier acción que falte al respeto al Corán o a los valores islámicos».