La tres menores de la paliza escolar de Lanzarote grabada en vídeo, detenidas

La Fiscalía pide a una de ellas el internamiento terapéutico en régimen semiabierto, mientras que para las otras dos se ha solicitado una medida de libertad vigilada

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Las tres menores de edad que difundieron la semana pasada una paliza grabada en vídeo a una niña en Lanzarote pasaron este martes a disposición judicial, según confirmaron fuentes de la investigación.

El fiscal jefe de Canarias, Guillermo García Panasco, confimó a ABC que, para una de ellas, se ha solicitado el internamiento terapéutico en régimen semiabierto, mientras que para las otras dos se ha solicitado una medida de libertad vigilada.

Este martes han pasado a disposición de la Sección de Menores, en donde se les ha tomado declaración como responsables de sendos delitos contra la integridad moral y contra la integridad física, y se han recabado los informes técnicos correspondientes.

Se trata de dos adolescentes que dieron una paliza a otra menor. Emplearon un vídeo, difundido por Lancelot en Youtube, con alta carga de violencia y lo colocaron en redes sociales. Pudo ser por un asunto de novios de escuela.

Los padres están destrozados. Han emitido un comunicado pidiendo perdón y asumiento que su hija deberá tener un castigho ejemplar. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía en Lanzarote han tomado ya desclaración a las menores. El vídeo se puso en Facebook y ya se ha retirado. La Fiscalía de Menor en Canarias tomará medidas semana próxima.

Una de las agresoras habría escrito en Facebook una vez conocido el escándalo lo siguiente: "Quiero pedir perdón humildemente y mi arrepentimiento desde lo más profundo de mi corazón (...), a esa chica y a su familia, que tanto daño y desprestigio le hice, esa falta de razonamiento y humanidad hacia ella en ese momento, lo hice mal, fui inhumana, y pido perdón a todos no por como me siento yo y como la hice sentir a ella, soy consciente de que son solo palabras, las cuales no borran mis impunes actos, pero quiero al menos mostrar mi arrepentimiento".

En un comunicado enviado a una cadena de radio de Lanzarote, la madre de una de las niñas dice: "Ante todo criticar la actitud bochornosa, irrespetuosa e inhumana de nuestra hija y pedir perdón primeramente a la niña agredida, sus familiares y en general a toda la comunidad que ha mostrado su repudio a tal repugnante hecho".

Los padres de la presunta menor agresora sentencian: "Ella tendrá que asumir las consecuencias de sus actos, de hecho ya lo está haciendo arrepintiéndose de lo sucedido, nosotros también la asumiremos y juntos caminaremos para darle a la sociedad un individuo con valores y sentimientos humanos acordes al siglo XXI. No pretendemos minimizar la reacción mostrada por las personas, pero pienso que tanto la chica agredida como nuestra hija están pasando los peores momentos de sus vidas".