La periodista española Salud Hernández
La periodista española Salud Hernández - EFE

«Todo apunta» a que la periodista española Salud Hernández-Mora ha sido secuestrada por el ELN

García-Margallo señala que una unidad colombiana experta en secuestros se ha desplazado a la zona para intentar averiguar el destino y «quién es el autor del secuestro si finalmente se confirma que es un secuestro»

ColombiaActualizado:

El ministro en funciones de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha señalado este lunes que «todo apunta» a que la periodista española Salud Hernández-Mora, desaparecida en Colombia, ha sido secuestrada por el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El jefe de la diplomacia española ha afirmado a los medios antes de participar en la reunión de ministros de Exteriores de la UE que la periodista tiene la doble nacionalidad española y colombiana y que, aunque la protección primaria corresponde a Colombia, España está «absolutamente detrás».

«Hemos hablado con la Embajada en Colombia y tanto la segunda jefatura como el agregado de Defensa y el agregado de Interior se han puesto en contacto con sus contrapartes locales», ha asegurado.

«Nos han asegurado que se están tomando todas las medidas. De hecho, se ha desplazado una unidad Gaula, experta en secuestros, para intentar averiguar el destino y sobre todo quién es el autor del secuestro si finalmente se confirma que es un secuestro», ha explicado.

García-Margallo ha indicado que «todo apunta» a que «podría ser el ELN», un grupo armado «mucho más centralizado y menos jerarquizado» que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con el que el Gobierno colombiano alcanzó un acuerdo para iniciar un diálogo de paz.

Según informa el periódico «El Tiempo», del que es columnista, Salud Hernández-Mora viajó la semana pasada a la región del Catatumbo a realizar un trabajo periodístico sobre los cultivos ilícitos en esta parte del país. Desde la tarde del sábado, cuando se le vio por última vez en la localidad de El Tarra, en el departamento de Norte de Santander, no se sabe nada de ella, agregó la información.

Fuentes de la embajada de España en Bogotá dijeron a Efe que, tras conocer la noticia, «se han iniciado gestiones a nivel oficial y todavía no tienen ninguna información de lo que puede haber sucedido». «Se está investigando por las autoridades colombianas», agregó la fuente diplomática sobre la periodista española, que vive desde hace varios años en Colombia.

El Ministerio de Defensa colombiano ha informado de que las autoridades se encuentran realizando las actividades necesarias para dar con el paradero de la periodista, y que por el momento no se confirma que la comunicadora esté en poder del ELN.

También el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha anunciado a través de su cuenta oficial en la red social Twitter que ha ordenado a la Fuerza Pública «prioridad y dedicación para establecer el paradero de la periodista», que escribe también para el diario «El Mundo'». La periodista es conocida por sus posturas radicales contra los grupos guerrilleros y sus ácidas críticas al proceso de paz del Gobierno con las FARC.

Según el comunicado del Gobierno, la periodista se encontraba hace 20 días realizando un trabajo de campo en El Tarra (Norte de Santander); y en la tarde de este domingo se conocieron las primeras versiones sobre la posible desaparición de columnista. «La periodista, que no pidió protección de la Fuerza Pública, fue vista por última vez en el casco urbano de El Tarra, el sábado 21 de mayo, hacia la una de la tarde. Se han conocido versiones de que podría estar en la vereda Filogringo, municipio de El Tarra. El Alcalde de esa municipalidad está colaborando en la confirmación de esa información», señala el comunicado del Ministerio de Defensa, recogido por OTR/Press.

Según el alcalde de El Tarra, José de Dios Toro, Hernández fue vista por última vez hacia el mediodía del sábado por una religiosa que estaba con ella en un restaurante de la zona. Al parecer, un desconocido llegó al lugar en una motocicleta y después de hablar con Hernández-Mora, «ella tomó un 'mototaxi' y salió con rumbo desconocido». Según lo relatado por la religiosa, Hernández dijo que el desconocido le entregaría unos objetos de su propiedad que le habían sido retenidos durante una marcha, informa la agencia colombiana Colprensa.

«Dijo la hermanita que ayer, cuando se encontraban almorzando, llegó un muchacho, la saludó y la llamó para afuera. Al rato, ella retornó y le dijo: 'hermana yo me voy porque me van a entregar las cosas'», señaló el alcalde. «Se presume que de pronto, se la llevaron para el monte», dijo Toro, quien añadió que la periodista la mañana del sábado acompañó una marcha en esa población en rechazo por la desaparición de dos jóvenes, que luego aparecieron.

La versión de su secuestro tomó fuerza en la tarde del domingo y se asegura en la región que la periodista estaría en poder de guerrilleros del ELN. Esa guerrilla se encuentra en este momento en proceso de negociación con el gobierno nacional.

Por su parte, la Fundación Para la Libertad de Prensa (FLIP) ha pedido a las autoridades locales y regionales emprender todas las acciones necesarias para encontrar a Hernández.

Según la información de habitantes de la región, Salud Hernández estuvo presente en una marcha el sábado, liderada por ciudadanos y autoridades civiles que solicitaban saber dónde estaban dos jóvenes desaparecidos desde el 14 de mayo.

El pasado 19 de mayo, la comunicadora explicó la situación de El Tarra en su cuenta de Twitter.

Su último mensaje en la red social fue publicado el pasado día 20.

De acuerdo a las informaciones preliminares, desde días pasados, personas desconocidas le habrían quitado objetos personales a la periodista, que estaban siendo usados para su labor de reportera, entre ellos, su teléfono móvil.

El Tarra es un municipio de la zona de Catatumbo, fronteriza con Venezuela, y una de las más convulsas de Colombia, donde históricamente han operado las guerrillas del Ejército de Liberación Nacional (ELN), del Ejército Popular de Liberación (EPL) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En los años 90 llegaron a la zona a disputarles el territorio y los cultivos de coca a las guerrillas los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y más recientemente las bandas criminales (bacrim).