Las lecciones de moral de Jordi Pujol

Actualizado:

El expresidente de Cataluña Jordi Pujol ha tardado más 30 años en reconocer que tenía dinero sin regularizar fuera de España. Aunque el veterano líder de CDC ha argumentado que no encontró el «momento adecuado» para ponerse al día con las cuentas, durante estos años sí ha tenido tiempo para dar algunas lecciones de moral y buena política en diferentes actos y conferencias a las que ha asistido. El «España nos roba» que vociferaban sus más acérrimos seguidores hoy suena irónico. A continuación, desgranamos algunas de las frases más «honorables» de Pujol:

«La ejemplaridad es un objetivo que nunca se consigue completamente»

Esta frase publicada por Pujol el 2 de noviembre de 2011 en uno de los escritos de su fundación cobra mucho más sentido tras su confesión. En este editorial, el expresidente catalán hacía una serie de recomendaciones sobre lo que los ciudadanos podían exigir a sus políticos. La ejemplaridad ocupa el tercer puesto. El primero es para la «sinceridad».

«No tengo cuentas en Suiza»

Cuando se publicó un informe de la UDEF y el testimonio de Javier De la Rosa que apuntaba a que los Pujol tenían cuentas en el extranjero, Jordi Pujol se mostró muy ofendido, negó tajantemente la existencia de estas cuentas e incluso, se mostró molesto con el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, por no salir al paso de las acusaciones, afirmado que tenía «la obligación de explicar qué ha pasado ahí».

«Una discriminación muy grave contra Cataluña»

El lema «España nos roba» ha sido muy coreado por los partidarios de Jordi Pujol y la propuesta secesionista que ha abanderado el gobierno de Artur Mas en los últimos meses. Pujol se ha quedado en varias ocasiones de la financiación para Cataluña, incluso, llegando a acusar al gobierno central de discriminación: «Tenemos una crisis económica, una crisis de financiación de la Generalitat muy grave, una discriminación muy grave contra Cataluña».

«Estamos condenados a la ruina»

Aunque no ha detallado la cantidad de dinero que tenía en las cuentas de Andorra, parece improbable que los Pujol se queden en la ruina. Aún así, esta es la expresión que utilizó el catalán para quejarse, de nuevo, de la financiación autonómica.

La «buena política»

Hasta la publicación del comunicado, Jordi Pujol era un icono de la Transición y del catalanismo. Por ello, en muchas ocasiones daba lecciones de «buen hacer» político en charlas y conferencias. El catalán se ha mostrado en varias ocasiones preocupado por la buena política: «Si el espíritu de la destrucción se impone, no volverá a haber buena política»

«Ser catalán es un sobreesfuerzo»

De nuevo, en un editorial de su fundación Pujol afirmó que para ser catalán requiere un «sobreesfuerzo» de trabajo, iniciativa, creatividad y de patriotismo. El expresidente animaba así a los catalanes a «hacernos valer por nosotros mismos», ya que Cataluña, a su juicio, no puede esperar nada del Estado español.

«Por este camino podrían caer en el cinismo»

Durante muchos años, Jordi Pujol ha sido un referente moral para los catalanistas. Por ello, sus consejos siempre eran escuchados tanto por los miembros de su partido como por sus rivales. En enero de 2012 alertaba de la difícil situación que atraviesa Cataluña y llamaba a los partidos catalanes a la unión porque si no lo hacen, «por ese camino podrían caer en el cinismo».