María Dolores de Cospedal reunida con un grupo de alcaldes populares y el ministro Cristóbal Montoro
María Dolores de Cospedal reunida con un grupo de alcaldes populares y el ministro Cristóbal Montoro - EFE

El PP, dispuesto a aprobar sin apoyos que en las municipales gobierne el más votado

Actualizado:

El Partido Popular ha puesto en marcha una ofensiva para concretar su propuesta de que en las próximas elecciones municipales gobierne el alcalde la lista más votada. La decisión de aprobar una reforma de la Ley Electoral en el último periodo de sesiones es firme y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, «no descarta» afrontar esta decisión en solitario. Así lo trasladó el martes a los presidentes provinciales andaluces, con los que almorzó durante su visita a Sevilla, según fuentes del Partido Popular consultadas por ABC. A los populares le gustaría contar con el apoyo de algún grupo parlamentario para evitar las críticas de que quieren imponer esta reforma, pero barajan la posibilidad de apoyarse en su mayoría absoluta. En cualquier caso, «nos dejaremos la piel intentando consensuarla», señalan estas fuentes.

Intentar negociar

Desde que el 30 de junio Mariano Rajoy lanzara ante el Comité Ejecutivo su propuesta de regeneración democrática, la dirección nacional ha trasladado a todos sus cargos que lleven la «iniciativa política» sobre esta cuestión. Después de la celebración de la Escuela de Verano donde se presentaron algunos aspectos de esta reforma, la secretaria general María Dolores de Cospedal se reunió el lunes con los secretarios regionales y les hizo un llamamiento a la movilización para que expliquen a los ciudadanos las medidas. La número dos del partido insistió en que el PP no se debe dejar llevar al terreno que quiere la izquierda, y concretamente el PSOE, de que es un partido menos democrático y de que las primarias socialistas son el signo más visible de esta supuesta democratización de sus procesos electorales. «El PP es un partido participativo y no aceptamos lecciones de democracia», vino a decir Cospedal.

Los populares ya están trabajando en la medida más importante de esta regeneración, como es dejar que gobierne la lista más votada. Aunque los términos de la misma están sujetos a la negociación con los partidos políticos, la propuesta popular podría fijar un umbral en torno al 40 por ciento de los votos y una distancia mínima de entre cinco o seis puntos para que gobierne la lista más votada.

Esta cuestión fue abordada ayer en el encuentro que mantuvieron la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal; el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro; y el vicesecretario Javier Arenas, con alcaldes del PP. «Hay un consenso entre todos los alcaldes de que la victoria tiene que ser clara para que gobierne la lista más votada».

La ofensiva del Partido Popular para hacer realidad esta propuesta y la petición al resto de partidos para que presenten alternativas se concretó ayer en el reto que Javier Arenas le lanzó a Pedro Sánchez. El dirigente popular le pidió que presente una fórmula para elegir al alcalde más democrática que la del PP: «Los alcaldes quieren ser elegidos por el mismo método que Pedro Sánchez lo ha sido, con el 49 por ciento de los votos y sin mayoría absoluta».