tragedia en la base de la legión en viator

Los tres artificieros fallecidos: militares curtidos en la guerra de Afganistán

Actualizado:

La guerra de Afganistán es un conflicto que ha acelerado la formación de los Ejércitos en la detección y desactivación de explosivos. No en vano, la principal amenaza a la que se enfrentan las fuerzas españolas y del resto de países de la OTAN en el país centroasiático son los llamados IED, siglas inglesas que responden al término «artefacto explosivo improvisado» («improvised explosive device»).

Estos IED son la principal causa de muerte de las fuerzas de la OTAN. Por ejemplo, este año de los 43 muertos de los países de la OTAN en Afganistán, 24 de ellos fueron a causa de un artefacto explosivo improvisado, lo que representa el 55,8%. Otros años esta cifra alcanzó el 60% (2009), 57% (2008) y 58% (2010).

Bicis-bomba, burros-bomba, las clásicas minas en los caminos o cunetas (con la carga junto al plato detonador o a metros) o la utilización de personas son algunos de los procederes a los que se enfrentan los especialistas del Ejército EOD.

Los tres legionarios fallecidos en la base de Almería habían pasado en alguna ocasión por esta guerra de Afganistán como especialistas «EOD» («Explosive Ordnance Disposal»), el término sajón empleado para determinar esta especialidad. Uno era Técnico en Desactivación de Explosivos (TEDAX), los otros dos era operadores EOD.

Retrato militar de los fallecidos

1. El brigada Antonio Navarro García, soltero, nacido en 1967 en Córdoba, había ingresado en el Ejército en 1987 como soldado, ascendió a sargento en 1994 y estaba destinado en la BRILEG desde el año 95. Había participado en misiones en Bosnia, Kosovo, Líbano y Afganistán. Era Técnico en Desactivación de Explosivos (TEDAX)», informa el Ejército.

2. El brigada Manuel Velasco Román, casado y con dos hijos, nacido en 1968, de Humilladero (Málaga), había ingresado en el Ejército en 1986 como soldado, ascendiendo a sargento en 1993, y estaba destinado en la BRILEG DESDE 2002. Había participado en misiones en Bosnia, EUTM RD Congo, Líbano y Afganistán. Era operador EOD.

3. El sargento José Francisco Prieto González, casado y sin hijos, nacido en 1979, de Estepona (Málaga), había ingresado en el Ejército en 1998 como soldado, ascendiendo a sargento en 2010 y estaba destinado en la BRILEG desde 2010. Había participado en misiones en Kosovo, y Afganistán. Era operador EOD.

Son los «hombres tranquilos» en el escenario afgano. Esos desactivadores-operadores de bombas que, salvando las distancias, fueron inmortalizados por Hollywood en la película «En tierra hostil». Militares formados por el Mando de Ingenieros que, con precisión, llegan, observan, aseguran, diagnostican y… desactivan la amenaza.

España es un país pionero en cuanto a desactivadores de bombas. La experiencia del terrorismo de ETA tanto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como del Ejército viene de décadas atrás. Precisamente en la localidad madrileña de Hoyos de Manzanares se encuentra el Centro de Excelencia de la OTAN en la lucha contra los «artefactos explosivos improvisados».