Los sabios al habla

Los expertos piden un nuevo retraso de la edad de jubilación y recortes de pensión

Proponen un sistema de cuentas nocionales y desligar las pensiones del IPC, salvo las mínimas

MADRIDActualizado:

«El déficit estructural de la Seguridad Social y el envejecimiento de la población meten cada vez más presión sobre el sistema de pensiones». Este es el motivo que ha llevado al Foro de Expertos del Instituto Santalucía a elaborar un decálogo de medidas, al que ha tenido acceso ABC, que sirva de guía al Pacto de Toledo para elaborar una reforma que lleva esperando más de año y medio.

La falta de entendimiento y la crispación política no ha permitido que sus señorías se pongan de acuerdo en unos cambios que reclama a gritos el sistema público, aquejado de un desfase entre ingresos y gastos de 18.000 millones de euros. Las pensiones absorben cada año más del 40% del Presupuesto del Estado y cada mes la Seguridad Social debe desembolsar casi 9.000 millones de euros para hacer frente al pago de más de 9 millones de pensiones.

Una escalada de gasto que obligó al anterior Gobierno Mariano Rajoy a recurrir al Fondo de Reserva y a créditos extraordinarios durante los dos últimos años para hacer frente a los pagos. Este año el endeudamiento de la Seguridad Social ha sido de 15.000 millones de euros.

Referentes en pensiones

El Foro de Expertos Santalucía es un referente en el estudio de las pensiones en España. De él forman parte algunos de los estudiosos que formaron parte de la reforma de 2013 emprendida por el anterior Ejecutivo.

Es el caso de Rafael Doménech, economista jefe del servicio de Estudios de BBVA, o José Ignacio Conde-Ruiz, profesor de la Universidad Complutense y subdirector de Fedea. También están presentes José Antonio Herce, director asociado de AFI, Guillermo de la Dehesa, Chairman del Foro de Expertos, Ángel de la Fuente, director de Fedea, César Molinas, socio fundador de la consultora Multa Paucis y Luisa Fuster, investigadora en el Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Ciencias Sociales.

En su primera reunión del año, el pasado mayo, elaboraron un documento sobre «Pensiones del futuro: hacia un sistema de pensiones sostenible y solidario», en el que ponen a disposición del nuevo gobierno y del Pacto de Toledo un décálogo de medidas para lograr la estabilidad del sistema público a medio y largo plazo. Retrasar la edad de jubilación, recorte de pensiones (reducción de la tasa de sustitución efectiva), establecer un sistema de cuentas nocionales o mantener el Índice de Revalorización con carácter general, salvo las pensiones mínimas, son algunas de las opciones que ponen sobre la mesa de los políticos.

Tras poner sus soluciones sobre la mesa, el Foro asegura que el Pacto de Toledo está en marcha y que está cerca de emitir su informe de recomendaciones para resolver los problemas que acechan al sistema. Recuerda también que en las últimas semanas, y en plena negociación de los Presupuestos, el Ejecutivo de Rajoy y el PNV pactaron la vuelta a la actualización de las pensiones con la inflación para 2018 y 2019 –las pensiones subirán un 1,6% este año y según fluctúe el IPC el próximo– y el retraso en la entrada en vigor del Factor de Sostenibilidad previsto para 2019, hasta 2023. Estas fueron las condiciones que el grupo vasco impuso a cambio de dar su respaldo a las cuentas de 2018, un cambio de escenario sobre el que aún no se ha pronunciado la nueva ministra de Trabajo, Magdalena Valerio. En su toma de posesión sí dijo que cogía las riendas de este departamento con la intención de «animar y propiciar un gran pacto en pensiones». Agregó que «las bases están sentadas para conseguir un buen acuerdo» y que su intención era dar «un fuerte impulso a las negociaciones para lograr transmitir «seguridad, confianza y esperanza». Ahora solo falta que los políticos se pongan de acuerdo.