Fotos inéditas y el saxofón de John Coltrane para celebrar los 50 años de «A love supreme»
La partitura en la que John Coltrane compuso «A Love Supreme» - Museo Nacional de Historia Estadounidense

Fotos inéditas y el saxofón de John Coltrane para celebrar los 50 años de «A love supreme»

El hijo del músico, Ravi Coltrane, ha donado el saxofón Selmer Mark VI de su padre junto con una colección de imágenes nunca antes publicadas al Museo Nacional de Historia Estadounidense

Actualizado:

El Museo Nacional de Historia Estadounidense ha recibido la donación del saxofón de John Coltrane en el comienzo del Mes de Apreciación del Jazz, junto con una colección inédita de fotografías del músico.

Ha sido Ravi Coltrane, el hijo de John y Alice Coltrane, el que ha donado el saxofón Selmer Mark VI de su padre, fabricado en París hacia 1965, el año en que se lanzó «A Love Supreme», un trabajo considerado como uno de los mayores del jazz y que cumple cincuenta años. John Coltrane, fallecido en 1967, y su cuarteto grabaron «A Love Supreme» el 9 de diciembre de 1964, un álbum que es una suite de cuatro partes «Acknowledgement», «Resolution», «Pursuance» y «Psalm».

En el marco del Mes de Apreciación del Jazz, Ravi Coltrane tiene previsto además disertar acerca de la famosa grabación de ese «A Love Supreme». Según explicó el Instituto Smithsonian, el instrumento donado es uno de los tres saxófonos principales en la carrera de John Coltrane y será añadido a la exhibición «American Stories» desde el 17 de junio.

«Hoy un legado muy querido de la familia Coltrane pasa a ser un tesoro nacional y mediante las fotografías de Chuck Stewart, jamás vistas en público antes, se amplía nuestra imagen de Coltrane», señaló el director del museo, John Gray. «Estas donaciones generosas nos ayudan a preservar el legado de artistas individuales y también de la música del jazz como un todo y su papel en la historia de la música en Estados Unidos», agregó.

Stewart, conocido por sus galerías fotográficas de la cultura del jazz y de artistas populares como Ella Fitzgerald, Miles Davis y Louis Armstrong, donará las fotos tomadas durante la sesión de grabación del álbum. Las imágenes, explicó el Smithsonian, provienen de negativos olvidados por mucho tiempo y recuperados recientemente y que «jamás se han usado, o se han usado rara vez a pesar de haber sido tomados en 1964».