Lana Del Rey llega a España con su pop susurrante, grandilocuente y sensual
La cantante Lana Del Rey traerá su «Born to Die» a Madrid - universal

Lana Del Rey llega a España con su pop susurrante, grandilocuente y sensual

La cantante norteamericana dará esta noche, en la sala La Riviera de Madrid, su único concierto en nuestro país

Actualizado:

Pocas artistas han sido capaces de generar tanto ruido a su alrededor con un solo disco (aunque en realidad fuera el segundo). Lana del Rey aventó, con «Born to Die», un sinfín de comentarios que abarcaban el amplio arco que va desde la admiración al desprecio. Muchos pensaron que un producto prefabricado se introducía cual caballo de Troya en el impoluto terreno de la música independiente.

Ya ha pasado casi un año y medio desde que apareciera este terremoto con labios sensuales e imagen vintage, y desde entonces la cantante norteamericana pasó de una vergonzante actuación televisiva en directo a redimirse en festivales que nada tienen de complacientes como el Sónar en su edición de 2012.

Además, Lana del Rey parece haber salido indemne de las críticas o reticencias: ha vendido más de tres millones de copias en todo el mundo, y su singular «look» a lo Jacqueline Kennedy le ha servido para hacerse un hueco nada desdeñable en el mundo de la publicidad, protagonizando tanto una campaña de la marca H+M como el lanzamiento de un nuevo modelo de Jaguar. Además, forma parte de la banda sonora de la película «El gran Gatsby» con una de sus canciones, «Young & beautiful». Y, por si fuera poco, se llevó el Brit Awards 2013 a la Mejor Artista Femenina Internacional, dejando con la miel en los labios nada menos que a Rihanna y a Taylor Swift.

Lana del Rey tiene el mérito de haber conseguido reunir en una sola persona sensualidad y frialdad, un sonido que parece tan pasado de moda como perteneciente al futuro, todo ello aderezado con una cierta evocación de un glamour de años pretéritos.

Pero está claro que no se puede vivir toda la vida de «Born to die», a pesar de que contenga canciones de tanto éxito como «Video Games», «Blue Jeans» o la que da título al álbum (también se puede citar «Ride», perteneciente a la edición de lujo, «The Paradise Edition»). Así que ya está ultimando su siguiente paso, en el que, además de explicar que está trabajando «como un burro», contó a la BBC que «mi composición se ha trasladado a un lugar lírico mucho más espiritual. Será un álbum más simple, despojado de cosas, pero un poco más cinematográfico y oscuro».

Queda entonces la difícil tarea de consolidar el éxito. Mientras, su gira internacional pasa el próximo jueves por Madrid. Y con todas las entradas vendidas, como era de esperar.