Estrellita Brodsky, en su fundación en Nueva York, Another Space
Estrellita Brodsky, en su fundación en Nueva York, Another Space - HANS NEUMANN, 2017

Arte latinoamericano para derribar los muros de Trump

Destacados mecenas y coleccionistas, como Estrellita Brodsky, Patricia Phelps de Cisneros o Aníbal Jozami, abanderan su auge en todo el mundo

MadridActualizado:

Tras dos días dedicado a los profesionales, ARCO abrió ayer sus puertas al público. Y un año más los pabellones 7 y 9 de Ifema se inundaron de visitantes. Las instituciones ya han hecho sus compras, como el Reina Sofía, que ha adquirido 18 obras por 389.200 euros. Fue un día de homenajes –la feria recordó al galerista catalán Toni Estrany, recientemente fallecido– y de presentaciones. Es el caso del informe «100 activos coleccionistas de arte latinoamericano», realizado por arteinformado, que nos descubre quién es quién en este selecto club. Muchos de ellos han pasado esta semana por Madrid.

Aníbal Jozami
Aníbal Jozami- ABC

Los hay, como el argentino Aníbal Jozami, que aprovechan para dar a conocer sus proyectos. Ayer mismo presentaba en un hotel de la capital la I Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur (BienalSur), un ambicioso programa artístico y de política cultural desarrollado durante dos años (2016 y 2017), en el que están implicadas 40 ciudades de 13 países de América del Sur, Europa y África, y una veintena de universidades. El objetivo, mirar el mundo desde el Sur. Porque el Sur también existe. Se han recibido más de 2.500 proyectos de 78 países, de los que se han seleccionado 377. Entre septiembre y diciembre de este año habrá exposiciones, simultáneas y conectadas entre sí, de artistas como Cildo Meireles, Christian Boltanski, Pedro Cabrita Reis y Reza, entre otros. El coleccionista y rector de la Universidad Nacional de Tres de Febrero de Buenos Aires, Aníbal Jozami, es el alma y director de general de BienalSur. En estos tiempos en que los políticos se empeñan en levantar muros, dice, «proponemos desde la cultura destruir esos muros como ejemplo de convivencia».

Patricia Phelps de Cisneros
Patricia Phelps de Cisneros- MÓNICA GONZÁLEZ-ADALID

Desde hace muchos años, un puñado de mecenas y coleccionistas se afanan en dar visibilidad al arte latinoamericano (ha llegado para quedarse) y lograr que los grandes museos del mundo le hagan hueco en sus salas. Una de ellas es la venezolana Patricia Phelps de Cisneros, fundadora en el MoMA de la Junta de Fondos de Adquisición de Arte Latinoamericano y del Caribe. Gracias a su empeño y generosidad, han entrado en el museo neoyorquino más de medio millar de obras latinoamericanas. El pasado año donó un centenar de piezas con el objetivo de integrar a los artistas latinoamericanos en el canon del arte moderno.

Luchando por «la causa»

El MoMA ha retado al presidente norteamericano, exponiendo obras de creadores de los países a los que Donald Trump ha impuesto restricciones de entrada al país. Ante las amenazas de levantar muros, y tras eliminar de un plumazo el español de la web de la Casa Blanca, los mecenas hispanos responden reivindicando el arte latinoamericano. «Llevo 40 años luchando por lo que llamo “la causa”, tendiendo puentes de entendimiento con Sudamérica. Ahora ha dado sus frutos. Es accidental, pero afortunado, que ocurra en estos momentos. Dios sabe lo que hace», decía ayer a ABC en ARCO.

Otra mujer que lleva por bandera el arte latinoamericano en todo el mundo es Estrellita Brodsky. Historiadora del Arte, comisaria, coleccionista y mecenas, es también miembro de la Junta de Fondos de Adquisición de Arte Latinoamericano y del Caribe del MoMA. Ha pasado estos días por ARCO. «Hay aún mucho por hacer –dice a ABC–. Es cierto que ahora hay más obra latinoamericana en las instituciones. También en el Metropolitan Museum, donde mi marido (Daniel Brodsky, presidente del Patronato de este museo) y yo hemos creado el puesto de conservador de arte latinoamericano (los hay también en el MoMA y en la Tate de Londres). El objetivo es involucrar las obras de estos artistas en un discurso global. Hay que seguir trabajando, pero hoy es más difícil porque el mundo está yendo para atrás. Eso sí va a ser un problema. Me da miedo. En vez de estar más abiertos, se están cerrando los países. Para mí es muy importante ese entendimiento y el respeto a otras culturas».

«Más que nunca, es importante continuar la lucha, cargando la bandera –continúa–. En el Metropolitan va a haber una retrospectiva de Lygia Pape, la primera en Estados Unidos. Y la muestra de Julio Le Parc que he comisariado en el Pérez Art Museum de Miami ha recibido 100.000 visitantes en tres meses. El interés por el arte latinoamericano está ahí». En cuanto a ARCO, dice Estrellita Brodsky que «siempre encuentro cosas increíbles y artistas interesantes. Es una feria muy personal, íntima. Y aprecio mucho su forma de entender lo latinoamericano». Todo apunta a que en 2019 será Perú el país invitado.