Web de la Casa Blanca
Web de la Casa Blanca - ABC

La RAE confía en que la retirada del español en la web de la Casa Blanca sea «una circunstancia pasajera»

La Real Academia Española se ha solidarizado con los comunicados de la Academia Mexicana de la Lengua y la Academia Norteamericana en los que repudian «cualquier forma de hispanofobia»

MADRIDActualizado:

La Real Academia Española de la Lengua (RAE) ha asegurado este jueves que confía en que la retirada del español en la web de la Casa Blanca sea «una circunstancia pasajera» y esta versión «sea restablecida cuanto antes por la Presidencia norteamericana».

De esta manera, tal y como ha explicado la institución en un comunicado recogido por Europa Press, la REA se solidariza con la Academia Mexicana de la Lengua (AML) y la Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE)en relación a sendos comunicados hechos públicos por ellas a raíz de este suceso, en los que repudiaban «cualquier forma de hispanofobia» y llamaban a sus academias asociadas a «promover formas pacíficas de rechazo en cada uno de sus países».

Tras conocer la noticia de esta medida adoptada por el nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el secretario general de la ANLE, Francisco Javier Pérez, la censuró determinando que es propia de un «gobierno intolerante y autoritario guiado por políticas de exclusión y regresión».

En el mismo comunicado, criticaba esta decisión cuyo objetivo es «dañar a la población hispana» que vive tanto dentro como fuera de EE.UU., lesionando la lengua al intentar «su invisibilidad y al tratar de restarle la importancia que tiene hoy en el concierto internacional».

Por su parte, la AML expresó en otro comunicado su preocupación por tal «agresión contra la primera minoría cultural» de EEUU y contra una lengua «con presencia en todo el mundo».

La academia mexicana aseguraba que esta medida «empobrece» tanto a los EEUU como a toda la sociedad ya que es un «acto discriminatorio» contra todos los mexicanos e hispanoparlantes que viven en tierras norteamericanas al «silenciar el español en las comunicaciones oficiales».

La Real Academia Española ha dicho compartir con sus academias hermanas su preocupación por este hecho, tanto en lo que afecta a los millones de hispanohablantes existentes en cuatro continentes como, muy en especial, a la «minoría mayoritaria» de más de cincuenta millones de hispanos que residen en los Estados Unidos.