Smog Free Tower La torre de Rotterdam que se traga la contaminación

Esta potente aspiradora diseñada por Daan Roosegaarde absorbe el aire contaminado y lo purifica

Con las partículas de «smog» recogidas en un día se producen 35 cubos para ser transformados en joyas

La Smog Free Tower de Rotterdam
La Smog Free Tower de Rotterdam - STUDIO ROOSEGAARDE
M.ARRIZABALAGA Madrid - Actualizado: Guardado en: Ciencia

A la altura del número 52 de la Vierhavensstraat se encuentra el lugar más saludable de Rotterdam. Desde que el pasado 4 de septiembre se instaló en este parque la Smog Free Tower, «el aire alrededor de la torre es un 70% más limpio que en el resto de la ciudad», según señala a ABC Charlotte de Mos, portavoz del estudio de Daan Roosegaarde.

Este joven diseñador holandés es el artífice de la torre de 7 metros de alto y 3,5 de ancho que limpia unos 30.000 metros cúbicos de aire por hora, capturando con iones las partículas contaminantes que quedan almacenadas en su interior.

La Smog Free Tower
La Smog Free Tower- STUDIO ROOSEGAARDE

La torre va equipada en la parte superior con un sistema de ventilación radial que aspira el aire sucio y lo conduce a una cámara donde las partículas inferiores a 15 micrómetros de diámetro reciben una carga eléctrica positiva. «Al igual que las virutas de hierro atraídas por un imán, las micropartículas con carga positiva se adhieren a un contraelectrodo conectado a tierra y situado en la misma cámara y, después, el aire limpio es expulsado a través de las rejillas de ventilación situadas en la parte inferior de la torre y que rodean toda la estructura, formando a su alrededor una burbuja de aire libre de smog», explicaba a la revista «Wired» Bob Ursem, investigador de la Universidad de Tecnología de Delft y miembro del equipo que ha diseñado y desarrollado la torre.

El proceso no produce ozono, utiliza energía eólica y en él se gasta la electricidad equivalente a un hervidor de agua.

«Smog» recogido
«Smog» recogido- STUDIO ROOSEGAARDE

Una vez a la semana se recoge de la torre el polvo de «smog» lleno de carbono atrapado, que se comprime en unos pequeños cubos de 8,4 milímetros de lado. Con ellos se crean anillos o gemelos que sirven para apoyar este proyecto y transmitir una experiencia sensorial de un futuro más limpio. «Con el smog recogido en Rotterdam en un día podemos producir 35 cubos para joyas», afirma Charlotte de Mos.

La portavoz del Studio Roosegaarde señala que existe un prototipo de Smog Free Tower preparado para viajar a otras ciudades como Pekín, Bombay, México D.F., París o Los Ángeles. «Vamos a anunciar la próxima ubicación en breve», avanza De Mos.

Una joya creada con «smog»
Una joya creada con «smog»- STUDIO ROOSEGAARDE

La campaña de «crowdfunding» en Kickstater con la que se subvenciona este proyecto ya cuenta con 1.577 patrocinadores que han contribuido con 113.153 euros para impulsar esta iniciativa .

«Los seres humanos hemos creado máquinas, como los coches, para mejorar nuestras vidas, pero ahora el aire es extremadamente contaminado en las ciudades de alta densidad. En algunas, esta contaminación es visible. En otras, los contaminantes pueden ser invisibles, pero el impacto en nuestras vidas y nuestra la salud diaria es muy real. En los Países Bajos, vivimos 9 meses menos debido a la contaminación», recordó en la inauguración de la torre Daan Roosegaarde. La Smog Free Tower se presenta como una contribución más para que las ciudades se vuelvan más habitables.

Toda la actualidad en portada

comentarios