Ciencia

Hallan la primera prueba de sacrificios humanos a Zeus en la antigua Grecia

El esqueleto de un adolescente de hace 3.000 años apunta a la siniestra leyenda que rodea a «la montaña de lobos»

El esqueleto humano encontrado en el altar a Zeus en el monte Liceo
El esqueleto humano encontrado en el altar a Zeus en el monte Liceo - MINISTERIO DE CULTURA GRIEGO
ABC.es Madrid - Actualizado: Guardado en: Ciencia

El esqueleto de un adolescente de hace 3.000 años hallado en el monte Liceo apunta a una siniestra leyenda griega que rodea a esta montaña del Peloponeso también conocida como Likaión o «montaña de lobos», donde según la tradición local nació y vivió Zeus..

En su cumbre, a 1.400 metros, existía un antiguo altar donde se sacrificaban cabras y ovejas al dios del Olimpo entre el siglo XVI antes de Cristo y el periodo helenístico. Textos antiguos mencionaban también sacrificios humanos, de los que hasta ahora no existían pruebas en Grecia.

De acuerdo con la leyenda, un niño era sacrificado con animales y toda la carne era cocinada junta para luego ser servida. Quien se comía la parte humana se convertiría en lobo durante nueve años. «Quien ha probado entrañas humanas mezcladas con las de otras víctimas, necesariamente se convierte en lobo», escribió Platón en la «República».

El monte Liceo
El monte Liceo- MINISTERIO DE CULTURA GRIEGO

Una excavación arqueológica ha descubierto este verano un esqueleto humano enterrado en el centro del altar, en una cavidad en la roca, entre las cenizas de animales sacrificados, según informa el Ministerio de Cultura griego. Al cuerpo solo le falta el cráneo, aunque conserva la mandíbula inferior.

Los expertos creen que se trata de un varón adolescente que, por los restos cerámicos encontrados en la estrecha tumba de 1,52 m de largo, habría sido enterrado hacia el siglo XI antes de Cristo.

La arqueóloga griega Anna Karapanagiotou califica de «único» este hallazgo que «aportará una nueva luz (...) a los ritos practicados en la época», según decarlio a la radio de Atenas y recoge AFP.

«Multitud de fuentes muy tardías evocan sacrificios humanos en esta montaña. Todo esto será estudiado», añadió Karapanagiotou.

David Gilman Romano, profesor de arqueología griega en la Universidad de Arizona, subrayó a The Associated Press que «sea un sacrificio o no, este es un altar de sacrificios... así que no es un lugar donde enterrarían a una persona. No es un cementerio".

Las excavaciones en el lugar continuarán hasta 2020, según la revista Greek Reporter, que destaca que el proyecto Monte Lykaion es una cooperación griego-estadounidense bajo los auspicios del Ministerio de Cultura de Grecia y la Escuela Americana de Estudios Clásicos.

Toda la actualidad en portada

comentarios