Internacional

Internacional

EE.UU. mata a Osama Bin Laden

El líder de Al Qaida ha sido tiroteado durante el asalto de un grupo de la CIA a una mansión en la localidad paquistaní de Abbottabad

Día 02/05/2011 - 17.34h

Nada de montañas lejanas ni cuevas en tierra nadie. Casi diez años después de la ofensiva terrorista del 11-S, una operación de comandos encabezada por la CIA ha conseguido eliminar a Osama Bin Laden en una exclusiva mansión situada a unos 65 kilómetros de la capital paquistaní de Islamabad. El presidente Obama ha confirmado la muerte del terrorista más buscado en el mundo a través de un discurso especial desde la Casa Blanca, en torno a la cual se ha congregado una espontánea multitud de miles de personas que con tono celebratorio cantaba "Dios bendiga a América".

De acuerdo a las explicaciones ofrecidas por Obama, los servicios de inteligencia de Estados Unidos llevaban desde el mes de agosto siguiendo una pista sobre el paradero del líder de Al Qaida. Tras una serie de indicios confirmados la semana pasada, un pequeño grupo de agentes americanos ha asaltado este domingo la sospechada residencia, en la localidad paquistaní de Abbottabad. Durante la incursión en la casa valorada en más de un millón de dólares, Osama Bin Laden habría recibido al menos un disparo en la cabeza.

Con diferencia, la eliminación del líder de Al Qaida es el desenlace más cómodo y deseado por el gobierno por el gobierno de Estados Unidos. Sobre todo ante todos los enormes problemas y críticas que viene arrastrando tanto la prisión extrajudicial de Guantánamo como el sistema de juicios militares especiales contra terroristas instituido por la Administración Bush tras el 11-S.

El presidente Obama ha destacado los esfuerzos para evitar bajas civiles durante esta selectiva operación. Además de alabar "la extraordinaria valentía y capacidad" demostrada por los comandos de Estados Unidos, cuyos miembros no han sufrido ninguna baja. Según ha señalado Obama, los efectivos americanos "después de un tiroteo, mataron a Obama Bin Laden y tomaron custodia de su cadáver".

De acuerdo a los detalles facilitados por altos cargos del gobierno de Estados Unidos, la operación "de precisión quirúrgica" apenas se ha demorado cuarenta minutos. La incursión ha sido realizada con ayuda de helicópteros y efectivos especializados. Además de la muerte de Bin Laden, han perdido la vida otros tres adultos, incluido supuestamente uno de los hijos del líder de Al Qaida.

Desde abril

El complejo que ocupaba Osama Bin Laden en la zona de Abbottabad, una especie de adinerado enclave residencial a las afueras de Islamabad, contaba con dos puertas de seguridad y muros de tres metros de alto recubiertos por alambres de espino. Pero sin embargo, la mansión carecía de líneas de teléfono o servicio de Internet. Para su localización habría resultado clave el rastro de un correo de confianza utilizado por el líder de Al Qaida, quien desde su salida de Afganistán venía evitando por razones obvias el uso de medios de comunicación electrónicos.

Obama habría dado luz verde para el uso de la fuerza el pasado viernes 29 de abril. Y para no levantar sospechas, el presidente ha mantenido su rutina normal durante este fin de semana. El sábado acudió a la cena anual de los corresponsales ante la Casa Blanca, donde realizó un tradicional discurso en clave de humor. Y este domingo también jugó en compañía de amigos nueve hoyos de golf.

La operación en curso no había sido compartida con ningún país aliado, ni tan si quiera con el gobierno de Pakistán para evitar filtraciones. Una vez completada con éxito, Washington sí que ha informado al gobierno de Islamabad, convertido desde el 11-S en uno de los mayores perceptores de ayuda exterior de Estados Unidos para incentivar su colaboración en la lucha contra Al Qaida. Con un presupuesto estimado en 20.000 millones de dólares.

Las tropas especiales de Estados Unidos a cargo de la incursión se han llevado el cuerpo de Bin Laden, con insistencia en que el cadáver ha sido tratado de acuerdo a los ritos funerarios musulmanes. A partir de ahora, los esfuerzos de la CIA se van a concentrar en el "número dos" de Al Qaida, el egipcio Ayman al-Zawahri.

Bin Laden, una prioridad

En su alocución, el presidente Obama ha recordado que al poco de llegar a la Casa Blanca insistió a los servicios de inteligencia de Estados Unidos para que la captura de Osama Bin Laden -vivo o muerto- se convirtiera en una prioridad de la lucha contra Al Qaida. Entre implícitos reproches políticos de que ese objetivo había sido relegado a un segundo plano por la invasión de Irak.

Obama también ha justificado este desenlace como un merecido final a la impunidad de la que ha venido disfrutando el líder de Al Qaida, a pesar de su incuestionable responsabilidad en el 11-S. Ofensiva terrorista que el presidente ha calificado como "el peor ataque en nuestra historia contra el pueblo de Estados Unidos", con el resultado de 3.000 muertos que han dejado "un enorme agujero en nuestros corazones".

El presidente Obama también ha sido el primero en argumentar que el final de Osama Bin Laden, a pesar de su valor como líder y símbolo terrorista, no debe interpretarse como el final de la amenaza del integrismo islámico. Según Obama: "La muerte de Bin Laden supone el logro más significativo hasta la fecha de los esfuerzos de nuestra nación para derrotar a Al Qaida. Pero su muerte no supone el final de nuestros esfuerzos. No hay duda de que Al Qaida continuará intentando atacas contra nosotros".

Recordando las advertencias realizadas en su día por el presidente Bush, Obama ha reiterado que "Estados Unidos no se encuentra -y nunca se encontrará- en guerra contra el Islam". Según el actual ocupante de la Casa Blanca, "Osama Bin Laden no era un líder musulmán, era un asesino en masa de musulmanes" y su desaparición "debe ser bienvenida por todos los que creen en la paz y la dignidad humana".

Ante el temor a posibles represalias, la Administración Obama está ordenando un aumento de sus niveles de seguridad dentro y fuera de Estados Unidos. El Departamento de Estado ha advertido específicamente a los ciudadanos americanos en el extranjero sobre una potencial multiplicación de "violencia anti-americana"

Al Qaida: «La guerra santa continuará»

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

El colado

El PP sacrifica hasta los imperativos morales autoimpuestos cuando no le son útiles

Lo último...

ABC Viajar

Viajes

Seis joyas de Escocia de las que nadie ha hablado en el referéndum

ABC VIAJAR. Más allá de la agitación política de Edimburgo y Glasgow, Escocia es un paraíso natural. Como muestra, estos seis paisajes

Más información en VIAJAR

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.