Internacional

Internacional

«Pensé que la palmábamos todos en Tokio»

En Japón residen 1.800 españoles, tres están aún en paradero desconocido. Internet les sirvió para contactar con el exterior

Día 12/03/2011

«Parecía que la cama iba a salir volando», cuenta aún con voz temblorosa la madrileña Lara Reyero. El jesuita Manuel Silgo, tras 48 años residiendo en Japón, relata a ABC: «Salí a la calle y seguía temblando todo». Y es que la de ayer no fue una jornada más en el particular devenir de estos «españoles en Japón», como escribía en su blog el alicantino Héctor García: ayer fue el día en el que «pensé que la palmábamos todos en Tokio».

En Japón residen aproximadamente unos 1.800 españoles —según fuentes de la Embajada española en Tokio—, la mayoría están localizados en la capital, Kioto o Yokohama. Tan sólo tres, que se sospecha se encontraban en la zona del terremoto, permanecen aún en paradero desconocido. Sin embargo, el embajador español en Japón, Miguel Ángel Navarro, manifestó su impresión de que «se encuentran bien». S. M. el Rey envió un telegrama de pésame al emperador Akihito; por su parte, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero envió otro telegrama al primer ministro japonés, Naoto Kan.

Momentos después del terremoto, ante la imposibilidad de contactar con sus familiares en España con los teléfonos móviles, muchos se movilizaron en internet (Twitter, Facebook, blogs, chats, Skype) para contar de primera mano «que estaban vivos». Sin duda un día, en su particular devenir nipón, que jamás olvidarán.

Gemma Ferreres

Periodista valenciana. Tokio

«Suena a tópico, pero han sido los ¿tres? minutos más largos de mi vida. No dejaba de repetirme: “por favor que pare ya”. La estantería se ha empezado a desplazar, algunas botellas se han caído, los vasos se acercaban peligrosamente al borde de la encimera ... En la calle, la gente y los coches se han detenido. Muchas personas llevaban cascos. Lo que nos extrañaba era que no volvieran a sus puestos de trabajo ... A través del escaparate de un comercio vimos un televisor encendido y es cuando empezamos a hacernos una idea de la gravedad. El resto, ya lo conocéis, lo hemos “tuiteado”. Ahora, nos disponemos a pasar la noche despiertos».

Carmen Fraile Pérez

Becaria del ICEX. Tokio

«Los rascacielos cercanos cimbraban de lado a lado»

De 26 años, lleva desde el mes de octubre en el Instituto Español de Comercio Exterior de la Embajada. Asegura por email a ABC que ante este tipo de situaciones —«he experimentado un par de terremotos cortos en cuatro meses; otro par me pillaron durmiendo y ni me enteré»— confía siempre en la experiencia de sus compañeros japoneses... «sin embargo, cuando ha empezado a moverse todo en el edificio, y he podido comprobar las caras de miedo de mis compañeros del país, yo misma me he asustado bastante». Lo único que pensó fue en salir del edificio, «al patio de la embajada»: «Allí hemos podido observar cómo algunos de los rascacielos cercanos a nuestro edificio cimbraban de lado a lado. Cada vez que pensábamos que se había acabado e íbamos a volver dentro, de nuevo el suelo o bien vibraba o daba un pequeño balanceo».

Miguel Rodrigo

Entrenador selección japonesa de fútbol sala

«Tokio es un caos de gente en la calle»

Al técnico granadino le sorprendió el terremoto mientras presenciaba un partido de la Copa de Japón. La Liga Nacional de Fútbol Sala confirmó en un comunicado que se encuentra en perfectas condiciones. Así relató Rodrigo a sus compañeros españoles la vivencia del seísmo: «Tokio es un caos de gente en la calle. Cuando ocurrió el terremoto, estaba en el estadio nacional. Todo empezó a temblar, aparecieron grietas en el pabellón y cayeron cristales; sonaba como si fuera a partirse en dos. La gente echó a correr y luego hubo una situación de pánico con el tsunami, que todo el mundo siguió por televisión a través del móvil. Posteriormente se refugió junto a su familia en un parque antiseísmos.

Manuel Silgo

Jesuita extremeño. Tokio

«Cuando salimos, seguía temblando todo»

«Todo vibraba, los cristales, el suelo, el techo...», comenta desde la casa donde convive con otra treintena de religiosos. «El edificio aguantó bien, es fuerte. No ha habido heridos ni en la casa ni en los alrededores. Estamos todos bien. Al principio un poco nerviosos, pero ahora ya más tranquilos», afirmó, si bien en medio de su estado de “shock” también comenta que salió a la calle y se asustó al comprobar que «seguía temblando todo» durante un rato que se hizo eterno.

Héctor García

«Geek» alicantino en Japón

«Como cuando te mareas en barco y en tierra sigues mareado»

Un loco de la tecnología y la informático —«geek», es el término inglés que se utiliza—, este alicantino relató durante todo el día a través de su cuenta de Twitter (@kirai) sus experiencias: «Por primera vez en mi vida, por un instante pensé que la palmaba, pensé que era el final. Que la palmábamos todos en Tokio ... No queda nada en los supermercados de la zona, salvo agua y salsas, debido a los problemas de recepción de los móviles, la gente hace cola para poder usar un viejo teléfono público. ... Sigo mareado, parece que viene otro terremoto pero es mi cabeza. Es como cuando te mareas en un barco y cuando sigues en tierra vas mareado ... Todas las calles de Tokio están atascadas. Ríos de gente caminando por las aceras ... La gente se empieza a acumular en las zonas de refugio para pasar la noche (Parques, colegios, institutos, universidades y zonas deportivas)».

Lara Reyero

Madrileña residente en Yokohama

«La segunda réplica fue igual que el terremoto»

Al filo de las 15.15 horas local sintió los efectos de hasta cuatro réplicas del terremoto: «La segunda de ellas igual de fuerte que el propio seísmo». Lara lleva tres años casada con un japonés y en todo este tiempo «no había visto algo igual». «Parecía que la cama iba a salir volando. Hoy me ha dado mucho miedo», confiesa, al tiempo que describe cómo ha quedado su habitación «cubierta de libros de las estanterías y otros enseres». Se le adivina inquieta a miles de kilómetros de distancia. «El móvil funciona solo a ratos, y todavía no he podido localizar a mi marido. Hasta que no llegue a casa no estaré tranquila del todo», reconoce, aunque por la otra parte, la española, ya consiguió calmar a su familia en Madrid.

Blog «ungatonipon.com»

Español residente en Tokio

«Me he quedado en blanco, no sabía dónde estaba la salida de emergencias»

«En un edificio de oficinas, es muy diferente a como se siente en casa. Todo se mueve despacio… es un balanceo suave y continuo, que marea un poco. Todos los que estaban a mi alrededor han dejado de hacer lo que hacían, pero nadie se ha movido de su asiento. Los que estaban de pie, se han quedado parados, mirando cómo se movía todo. Algunos han dicho “ooo… se mueve” y otros con cara muy seria parecían estar en más tensión. Mi primera reacción, ha sido “twitearlo”. La segunda, salir corriendo… en ese momento, me he quedado en blanco y no sabía dónde está la salida de emergencia. La he debido de ver como 1000 veces pero hoy no recordé hacia dónde tenía que caminar».

Víctor Gálvez

Turista barcelonés en Tokio

«Tuve que andar 15 km. porque no había Metro»

Relata cómo tuvo que andar unos 15 kilómetros hasta el lugar donde se aloja «ya que no funcionaba ni el Metro ni nada». La estampa del centro de Tokio sorprende a este turista: «Calles abarrotadas de gente que se dirige a algún sitio, supermercados llenos de gente, bares que cierran a las 6am cerrados a las 22h».

Información de E. Montañés,

I. J. Muñoz y E. Villarejo

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografías antiguas de ABC
Pase de revista con los modernos vehículos en 1944
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.