La NASA inicia el regreso a la Luna 40 años después
Un Atlas V se dirige al espacio en una foto de archivo. AFP
Actualizado Lunes, 22-06-09 a las 14:01
La NASA dio hoy el primer paso del regreso a la Luna con el lanzamiento de un cohete con dos cápsulas, que explorarán la existencia de elementos que ayuden a mantener una presencia prolongada del hombre en el satélite natural de la Tierra.
La partida del cohete Atlas V ocurrió a las 21.32 GMT, en la tercera oportunidad prevista para la operación después de cancelarse las dos primeras debido a la amenaza de tormentas sobre la Base de la Fuerza Aérea, en Cabo Cañaveral, Florida. "Despegue. Este es el primer paso de EEUU en su retorno a la Luna", dijo el control de la misión. "Todos los sistemas están funcionando perfectamente", añadió el control minutos después del despegue y cuando el cohete abandonaba la fuerza gravitatoria de la Tierra.
El lanzamiento del cohete también ocurrió en momentos en que la NASA inicia los preparativos para celebrar el 40 aniversario del 20 de julio de 1969, en el que astronauta Neil Armstrong se convirtió en el primer hombre en llegar a la Luna.
El cohete instalará en órbita lunar, las cápsulas Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO, por sus siglas en inglés) y el Satélite Sensor y de Observación de Cráteres Lunares (LCROSS). La principal tarea de LRO será buscar posibles lugares de descenso para las naves tripuladas que viajarán a la Luna a partir de las próximas décadas.
Por su parte, LCROSS dirigirá el segmento superior del cohete Atlas en una trayectoria de impacto sobre la superficie del satélite en una zona cercana a uno de sus polos.
El objetivo es causar una estela explosiva que será analizada con los espectrógrafos de la cápsula para determinar la posible presencia de agua en los polos lunares.
También determinará la existencia de elementos como hidrógeno y oxígeno que pudieran apoyar la presencia de futuras misiones tripuladas al satélite natural de la Tierra. Esa estela será examinada por el LCROSS y los telescopios en Tierra y hasta por el observatorio espacial Hubble. En el contraste con la luz solar, el examen determinará la presencia de hielo en las zonas polares y aumentará el conocimiento sobre la estructura mineral de los cráteres más remotos hasta los que la luz del Sol nunca ha llegado. "Estamos ansiosos de hacer partícipe a una gran parte del público en la espectacular llegada de LCROSS a la Luna en busca de agua", comentó Dan Andrews, director del proyecto en el Centro Ames de Investigaciones de la NASA, en Moffett Field (California).
"Estas dos misiones proporcionarán valiosa información sobre la Luna, nuestro vecino más cercano", indicó Doug Cooke, administrador del Directorio de Misiones de Exploración de la NASA, al darse a conocer la misión conjunta a comienzos de este año.
Añadió que las imágenes que transmitirán los satélites tendrán una resolución tan extensa que permitirá distinguir un metro sobre la superficie solar, y sus instrumentos proporcionarán información sobre los usos potenciales que podrían darse a la Luna.
Según dijo la NASA, los instrumentos de LRO ayudarán a confeccionar un mapa tridimensional y de alta resolución de la superficie lunar, además de un examen del espectro ultravioleta del satélite.
Asimismo, explicarán la forma en que el ambiente de radiación lunar podría afectar a los seres humanos y medirán el nivel de absorción con un material plástico similar a la piel humana.
LRO también explorará los cráteres más profundos, mirará bajo la superficie en busca de hielo e identificará de manera permanente zonas tanto en el lado iluminado como en el oculto de la Luna.
"LRO es una nave enormemente avanzada. Sus instrumentos funcionarán de manera coordinada para enviarnos información sobre zonas que esperábamos con ansia recibir desde hace muchos años", indicó Craig Tolley, director del proyecto de ese satélite en el Centro de Vuelos Espaciales de la NASA en Goddard (Maryland).

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...