Jueves, 20-11-08
La Diputación de Álava tomará medidas contra la empresa que explota el yacimiento de Iruña-Veleia, Lurmen, después de que un comité de expertos haya calificado de «falsos» unos sorprendentes hallazgos de 2006, que adelantaban al siglo III la aparición del euskera y la entrada del Cristianismo. La primera medida será la revocación del permiso de ocupación y de excavación del yacimiento.
La Diputación Alavesa, por su parte, no descarta poner los hechos en conocimiento del Ministerio Fiscal si se descubren indicios de delito o falta penal en Lurmen SL, que está representada por el arqueólogo Eliseo Gil. La diputada foral de Euskera, Cultura y Deporte, Lorena López de Lacalle, presentó el informe encargado sobre estos descubrimientos a una comisión de expertos, quienes también han comparecido para explicar sus conclusiones.

Una conclusión verazLos expertos han sido concluyentes y han negado veracidad a los descubrimientos que en su día se calificaron como «históricos», puesto que entre otras cosas, adelantaban al siglo III la aparición del euskera. Expertos en lingüística, filología vasca, historia antigua, arqueología y química enumeraron en las Juntas Generales las «incoherencias» y «contradicciones» que han encontrado en los óstracas o grafitos que fueron presentados al público en el verano de 2006 y les han negado veracidad.
Tanto los grafitos con iconografía supuestamente cristiana, como los que contenían palabras en lengua vasca, son absolutamente «falsos», dicen los expertos y, según las investigaciones realizadas, hay indicios de que han sido manipulados «quizás en el momento mismo de su aparición». A la vista de estos datos, la diputada foral de Cultura, además de anunciar la revocación del permiso de ocupación temporal y de excavación anual concedido a Lurmen SL, ha asegurado que a partir de ahora la Diputación foral asumirá la gestión y control directo del yacimiento, para el que ha anunciado un plan integral, y una financiación para 2009 superior en doce veces a la actual (140.000 euros). Por último, ha lamentado el «golpe» que ha recibido el yacimiento de Iruña-Veleia y ha recordado que «más allá de las circunstancias presentes y pasadas, este monumento es uno de los elementos señeros del Patrimonio Cultural Vasco y pieza clave para la reconstrucción histórica de amplios períodos de nuestra antigüedad».

Enviar a:

¿qué es esto?