Últ. actualización
Maleni es nombre de tanga
Magdalena Álvarez dámdose un chapuzón en aguas baleares
Actualizado Martes, 19-08-08 a las 08:53
Con crisis o desacelerados, como ustedes y su bolsillo prefieran y puedan, no crean que todo el Gabinete de Zapatero mira para otro lado cuando se mentan las bichas del euribor y del IPC. Hay ministros que naufragan. Los hay que chapotean. Y los hay que se ahogan, por un quítame allá los valores bursátiles.
Pero hay ministros que sí se mojan. Y de qué manera. Como la titular de Fomento, Ave Magdalena, los que van a trasvasar te saludan, quien se ha puesto a remojo en aguas baleares, y ha sido «pillada» por un reportero de «Mallorca Diario», como ya sucediera hace un par de años. A buen seguro, la culpa es de los Juegos Olímpicos y del pesado ése de Michael Phelps, que se ha llevado tanto oro como para pasarse directamente por el Monte de Piedad.
Así que al agua patos, y al agua ministras, que uno moja una magdalena y acaba como Proust, escribiendo cinco mil páginas en busca del tiempo perdido, del tiempo recobrado y por el camino de Swann. Aunque a la ministra Álvarez por donde la han pillado es por el camino de la cala. Buen gusto el de la ministra (el azul turquesa rejuvenece) y buen estado de forma el suyo, que no está al alcance de cualquier ministro (ni de cualquier ser humano más o menos corriente y más o menos moliente) lucir así palmito a los cincuenta y tantos.
Según cuentan los propios compañeros mallorquines, a la titular de Fomento de primeras no le hizo mucha gracia lo de las fotos, aunque luego se avino a «posar» para el fotógrafo, que claro, una sale en «Vogue» y luego le acaba cogiendo el gustillo. Por supuesto, Maleni (como se empeñan en nombrarla desde la oposición), tiró de repertorio, ya saben, antes rota que doblá, y cogió el toro del chapuzón por los cuernos del buen rollo, que el talante es el talante hasta en biquini, e incluso se atrevió a comentar, según el citado medio mallorquín: «Espero que puedas vender bien las fotos y que las paguen bien, porque si no, no merece la pena». Así se habla. Magdalena Álvarez llegó el jueves a la Isla para visitar las obras de la Terminal B del aeropuerto y de paso ha aprovechado para descansar y tomar el sol. Aunque haya crisis, un ministro siempre debe fomentar las buenas costumbres.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es