Imagen de archivo de la presentación del Plan de Ordenación Municipal de Toledo en 2006
Imagen de archivo de la presentación del Plan de Ordenación Municipal de Toledo en 2006 - Oscar Huertas

El Supremo ratifica la anulación del Plan de Ordenación Municipal de Toledo

Deberá salir de nuevo a ordenación pública

Actualizado:

El Tribunal Supremo, en sentencia de 27 de febrero pasado, ha confirmado la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJ) que anuló el Plan de Ordenación Municipal (POM) por no haber sacado el documento a información pública, privando así a los ciudadanos a participar en el planteamiento urbano después de introducirse «modificaciones sustanciales».

De esta forma, el Tribunal Supremo desestima el recurso de casación presentado por el Ayuntamiento de Toledo y su sección quinta dicta idéntica sentencia a la que hace un mes se produjo en el caso de la localidad conquense de Villar de Olalla. Se espera que el Ayuntamiento de Toledo recurra este último fallo ante el Tribunal Constitucional, según han confirmado a ABC fuentes municipales.

Por su parte, la portavoz del PP municipal, Claudia Alonso ha manifestado a ABC que esta sentencia demuestra que «una vez más el Partido Popular tenía razón desde el principio. Nuestra posición era la más coherente y beneficiosa para todos los ciudadanos y Emiliano García-Page solo quería falsear y ganar un puñado más de votos», a lo que ha añadido que «ahora el prejuicio lo vamos a tener que lastrar todos los toledanos durante años». Por ello, ha hecho un llamamiento a todos los políticos para solucionar este problema y «estar todos unidos».

En cuanto a la posibilidad de que el Ayuntamiento recurra este fallo, Alonso ha manifestado que «le parece un grave error ya que lo único que se conseguiría sería dilatar el problema en el tiempo».

Los altibajos del POM

El POM de Toledo fue aprobado por el Ayuntamiento en 2007, siendo alcalde de la ciudad el popular José Manuel Molina. Además del Ayuntamiento, la Junta de Comunidades también recurrió al TS como parte demandada, al ser quien aprueba el POM, pero su recurso no fue admitido a trámite. La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha aprobó definitivamente el Plan de Ordenación Municipal (POM) de Toledo en 2007, siendo presidente de la misma el socialista José María Barreda.

En septiembre de 2012 cuando el TS admitió a trámite el recurso de casación presentado por el Ayuntamiento de Toledo a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCLM) que declaraba nulo el Plan de Ordenación Municipal (POM) de la ciudad de Toledo. El alcalde, el socialista Emiliano García-Page, lo celebró diciendo que era un hecho «importantísimo y proporciona un planteamiento de razonabilidad en la defensa del POM».