La Junta prepara un ambicioso plan de formación para implantar el bilingüismo

Más de 2.000 profesores tendrán que formarse en los próximos meses para tener una acreditación mínima de B2

Actualizado:

Castilla-La Mancha será bilingüe en el año 2018, al menos es lo que se pretende con el ambicioso plan que ha preparado la Consejería de Educación y que apuesta claramente por la excelencia, con un programa específico para el profesorado que tendrá que tener la acreditación mínima B2 para poder impartir las clases.

El consejero de Educación, Marcial Marín, informó esta semana del decreto aprobado por el Consejo de Gobierno que regula la aplicación del Plurilingüismo en los colegios de la región y que «garantizará la formación bilingüe en el profesorado y alumnado».

Para garantizar que todo el profesorado que imparta las disciplinas no lingüísticas en Castilla-La Mancha tenga una acreditación mínima de B2, la próxima semana saldrá publicada una convocatoria para que más de 2.000 profesores puedan formarse en el aprendizaje de una lengua extranjera y, posteriormente, poder presentarse por libre en las pruebas de las Escuelas Oficiales de Idiomas.

El plan, que incluye cursos en 28 localidades de la región, se complementará con convenios con la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y con la de Alcalá de Henares, y se realizarán campamentos de inmersión lingüística este verano con la participación de más de 100 auxiliares de conversación y nativos.

Se trata, según indicó Marín, de un compromiso de la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, que dijo que en cinco años Castilla-La Mancha tendría al menos una sección bilingüe en los centros educativos sostenidos con fondos públicos.

Los plazos

En la actualidad, hay 324 secciones bilingües que se imparten en 295 centros educativos, de los que 260 son públicos y 35 concertados. En total 1.327 profesores (636 en Primaria, 678 en Secundaria y 13 en Formación Profesional) forman a más 50.000 alumnos.

En el próximo curso, según Marín, otros 2.100 profesores podrán tener la titulación de B-2 para poder impartir las clases en inglés, de forma que en cinco años las secciones bilingües pasen de las 324 actuales a 1.169.

Para poner en marcha todo este proceso se cuenta con un presupuesto de 30 millones de euros, así como la implicación del profesorado que, según el consejero de Educación, se ha mostrado muy receptivo para mejorar los conocimientos y conseguir la acreditación.

Según el calendario previsto por Marcial Marín, a lo largo del próximo año habrá 90 secciones bilingües nuevas; que se incrementarán en otras 150 en 2015; 200 en 2016; otras 200 en 2017 y 269 en 2018, por lo que en 2018 habrá 1.169 secciones bilingües en la región.

El Decreto de Plurilingüismo contempla un programa de «iniciación», con una asignatura en otro idioma; el de «desarrollo», con dos materias, y una última, denominada como «excelencia lingüística», que tendrá tres o más asignaturas en un idioma distinto al castellano.

Los ajustes se acabaron

El consejero de Educación también quiso dejar claro que no se va a suprimir ninguna plaza física de profesor. «Es rotundamente falso», aunque sí dijo que existen plazas que «físicamente estaban pintadas pero jurídicamente no estaban ocupadas» y que «llevan mucho años» en esta situación.

Por ello, Marín pedía «tranquilidad» a los docentes pues no se les va a amortizar su plaza ni a interinos ni a funcionarios con carrera. «Lamento el alarmismo que quieren crear algunos sindicatos y el PSOE», indicó y fue claro al indicar que «los ajustes ya acabaron y ahora sólo sumamos. Sumar para conseguir una ecuación excelente y de calidad».

Informó de que en lo que va de curso ya han trabajado unos 5.000 interinos en Castilla-La Mancha, haciendo sustituciones o bajas. Unas plazas que, recordó, se incrementarán con el programa «Abriendo Caminos», que se extenderá a los cursos pares de Educación Primaria (2º, 4º y 6º).

El consejero avanzó que ya existe una primera solicitud y confirmación de 300 colegios de toda Castilla-La Mancha que va a permitir, a lo largo del próximo mes y hasta final de curso, que 300 profesionales encuentren un puesto de trabajo para ayudar a los alumnos a reforzar lengua y matemáticas.

En Educación Secundaria, el programa dio trabajo el año pasado a 200 profesores para atender las solicitudes de más de 100 centros de la región. «Espero que este año se multipliquen las solicitudes», indicó Marín.

Nuevas Tecnologías

El consejero de Educación, Cultura y Deportes también informó del nuevo decreto que regulará el uso de tecnologías de información y los centros públicos para garantizar el derecho a la educación de quienes no puedan asistir regularmente a los centros educativos, o propiciar la educación permanente del alumnado incluyendo el uso de las tecnologías de la información y la comunicación.

El decreto contempla la incorporación en las aulas de material tecnológico tanto para la formación de alumnado como profesorado.

Además, el Consejo de Gobierno autorizó la implantación y puesta en funcionamiento de la titulación oficial del programa de Graduado en Ingeniería Agrícola y Agroalimentaria de Castilla-La Mancha en la Universidad regional. Estas enseñanzas se imparten por primera este curso académico 2013/2014 en los Campus de Ciudad Real y Albacete, tras haberse unificado los Grados en Ingeniería Agrícola y del Medio Rural y el Grado en Ingeniería Agroalimentaria.

Por su parte, el consejero de Presidencia y Administraciones Públicas y portavoz regional, Leandro Esteban, informó de la aprobación del Plan Regional de Estadística para los años 2014-2016.

Con esta normativa, según el portavoz, se da un paso adelante «a la hora de tener una mejor información de Castilla-La Mancha en áreas como la economía, el empleo, la salud, el turismo, el consumo o la vivienda». Como novedad, se incorporan 36 nuevas operaciones estadísticas, que supondrán 36 nuevos indicadores.