La Casa de Alba se vuelca con «Doña Cayetana, ¡va por usted!»
Alberto Romero en el montaje de la obra - ABC

La Casa de Alba se vuelca con «Doña Cayetana, ¡va por usted!»

Hoy se inaugura la exposición de Alberto Romero, que ayer visitó el Palacio de Liria

Actualizado:

Se trata de la primera exposición pictórica que patrocina el Gobierno regional, que ha financiado el coste de la misma a través de la Fundación para la Promoción Cultural. El consejero de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, inaugurá hoy martes, 28 de mayo, a las 18.30 horas,en el Centro Cultural San Marcos, la Exposición-Homenaje «Doña Cayetana, ¡va por ustedes!» del artista toledano Alberto Romero.

La muestra está formada por 64 piezas realizadas en los últimos tres años por Romero, que posee obras de gran calidad reconocidas a nivel nacional e internacional. Como reza el título de la muestra, ésta es un homenaje a la figura, personalidad y estilo de María del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart y Silva, comúnmente conocida como Cayetana de Alba o duquesa de Alba (hace el número XVIII), actual jefa de esta Casa y destacada figura social.

Se trata de la primera vez que un artista realiza a nivel individual para la Casa de Alba una exposición pública a un miembro de la familia, algo por lo que Alberto Romero dice sentirse «muy orgulloso y agradecido», según contó ayer a ABC después de días de intenso trabajo con el montaje de la exposición. Ayer mismo, Romero visitó el Palacio de Liria para llevar el catálogo de la muestra (donde escribe la propia Cospedal y Alfonso Díez, el duque consorte) a los hijos de la duquesa, que se encuentra en Sevilla recuperándose de una caída. Fue recibido por la secretaria particular de doña Cayetana, Lola Morali, y por el duque de Huéscar, heredero del título, aunque al acto de esta tarde acudirá e intervendrá su hermano Fernando.

Las obras de Romero realizan un estudio del personaje, «dando importancia a su mirada, ojos, labios, lazos, joyas y, cómo no, a su indiscutible pelo, muy particular, rizado y con bucles continuos superpuestos, perfectamente ondulados, siendo de color blanquecino como si se tratase de la corriente de un rápido en movimiento, ágil y fresco». Unos «retratos» que el duque de Huéscar calificó ayer como de «muy divertidos», muy lejos del inquietante «Volaverunt» que Goya pinto sobre la duquesa de Alba de su época.