Fortnite World Cup

Trucos para arrasar en Fortnite y convertirte en todo un campeón del videojuego de moda

Las cosas como son, triunfar en el battle royale del momento no es fácil, pero si sigues estos consejos podrás subir el nivel y sacarle todo el jugo al título

Actualizado:

Jugar bien a «Fortnite» no es fácil. Para lograrlo hace falta pasar muchas horas pegado a la pantalla, más aún cuando los jugadores de este «battle royale» se cuentan por millones. Y las cosas como son, el nivel está muy alto. Si eres de los que mueren segundos después de aterrizar, y por mucho tiempo que le dediques no consigues romper la mala racha, te damos unos cuantos consejos que pueden ayudarte a mejorar. Posiblemente nunca llegarás a campeón de la Fortnite World Cup, como Kyle Giersdorf, sin embargo, sí que te permitirán subir de nivel y sacarle jugo al título.

Todo empieza antes de aterrizar

En la «Guía de supervivencia oficial de Fortnite» (Hachette) se explica que es importante que el jugador sea paciente ya antes de saltar. En lugar de lanzarse en un punto cualquiera de la isla, se debe buscar una localización apartada en la que el número de enemigos sea el menor posible. «Aterrizar en una localización con nombre quizá te permita obtener más botín, pero también aumentará el riesgo de toparte con otros jugadores», se afirma en el libro.

Una vez se haya seleccionado un lugar seguro desde el que partir, es importante comenzar a moverse por el mapa de inmediato en busca de armas. Eso sí, sin dejar de prestar atención a la presencia de enemigos en los alrededores. Un buen indicador de esta son las construcciones. Antes de acercarte a otros jugadores ten claro que cuentas con el armamento y los materiales para enfrentarte a ellos.

Las armas que más convienen

Evidentemente, si el objetivo es ganar, es imprescindible contar con las mejores armas y con una amplia variedad de recursos. Entre las primeras, en el juego se pueden encontrar desde escopetas hasta pistolas, pasando por rifles de asalto o lanzacohetes (ideales para arrasar las construcciones de nuestros enemigos). En función de la rareza del arma (que puede ser legendaria, épica , rara, poco común o común) un jugador tendrá ventaja sobre otro en el enfrentamiento.

A la hora de seleccionar el armamento, se debe pensar en cuál es la forma de combate que se desea emplear. De este modo, como se señala en el libro, «salvo que estés usando una escopeta, deberías asentarte sobre el terreno antes de enzarzarte con un enemigo. Las armas como el rifle de asalto, el subfusil y el rifle de francotirador suelen resultar más efectivas si no te estás moviendo y disparando a lo loco».

Juega con cabeza

Como en cualquier «battle royale», jugar en modo «campero», escondido con un arma de precisión, suele dar sus frutos: «cuando veas a dos jugadores combatiendo, no te lances de cabeza hacia ellos. Si observas la confrontación desde lejos, podrás determinar mejor si deberías pasar de largo o aprovechar el momento». En los enfrentamientos a distancia, es importante permanecer quieto y conservar la calma; no empezar a saltar como un conejo de un lado para otro. En su lugar, es aconsejable agacharse y buscar una cobertura que nos cubra (un muro, una construcción, o un árbol).

Al mismo tiempo, se debe intentar empezar los combates desde posiciones elevadas, ya sean naturales o fabricadas por el jugador. Plantar cara a un enemigo desde las alturas siempre supone un plus: «Situarse por encima de los demás jugadores es crucial para la victoria; muchas batallas se resuelven en función de quién se situa antes por encima del otro».

En caso de que el enfrentamiento tenga lugar a corta distancia, al contrario que cuando se combate a distancia, es importante moverse mucho para evitar ser un blanco fácil. Algo que, además, ayuda a confundir al contrincante.

Construye como un experto

Los recursos son muy importantes para poder sobrevivir hasta el final del juego. Conseguir reservas de piedra, metal y madera es imprescindible para la realización de construcciones, que pueden ser de ayuda tanto a la hora de atacar como de defenderse. En el libro se recomienda construir en movimiento, que es algo que ayudará a desconcertar al enemigo, aunque puede resultar algo difícil aprender la mecánica. Para mitad de la partida «deberías intentar tener unas reservas de 1500 de cada material, lo que te permitirá aumentar tus opciones», se explica en la guía.

Es importante estar atento, además, a los consumibles desperdigados en el mapa. Todos aportan beneficios importantes, ya sean botiquines con los que recuperar la salud, las pociones de escudo, que suponen una protección extra, o los sorbetes y los bidones, que restauran tanto el nivel de vida como las barras de escudo según pasa el tiempo.

Ojo con la tormenta

Los 99 enemigos no son el único rival al que se hace frente en « Fortnite». Hay que tener mucho (muchísimo) cuidado con la tormenta. Esta va consumiendo la salud, se activa un minuto después de que los 100 jugadores aterrizan en el mapa, y va creciendo progresivamente según avanza la partida. Esto termina provocando que los competidores por el triunfo estén cada vez más cerca. Según se señala en el manual del juego, situarse en sus márgenes, con la espalda pegada a una cobertura, puede ser una buena táctica de combate: «Te dará la oportunidad de cazar a cualquier jugador que esté intentando desesperadamente llegar a un lugar seguro al principio o a la mitad del juego».

En caso de que la tormenta alcance a un jugador, este debe mantener la calma y buscar en el mapa la salida más próxima a su situación. Si ve que su salud empieza a descender demasiado, tendrá que utilizar botiquines y vendajes para restaurarla. Una buena forma de encontrar una salida consiste en alcanzar una posición elevada y crear un puente que lleve hacia una zona segura.