Los mejores auriculares inalámbricos como alternativa a los AirPods

Samsung, Xiaomi, Sony o OnePlus cuentan con dispositivos de gran potencia y larga durabilidad

MADRIDActualizado:

AirPods 2: la renovación del rey

Es el rey de los oídos, el minúsculo dispositivos que ha puesto de moda el diseño, pero su precio puede tirar para atrás a muchos consumidores. La «pela es la pela», dice el dicho catalán. Es cierto. La renovación del equipo de audio ha apostado por la carga inalámbrica. Una de sus versiones incluye esta funcionalidad en su estuche-cargador, pero en caso de no disponer de un sistema de carga compatible no se le sacará partido.

Su diseño sigue siendo el mismo que la anterior generación, eso no ha cambiado, pero su sistema de conexión es aún más rápida. Esta tecnología, muy depurada por la compañía de la manzana, sorprende nada más estrenarlos. Tan solo hay que abrir el estuche y aparecerá en el dispositivo al que se sincroniza una notificación para iniciar el emparejamiento. Es un proceso ágil y rápido.

Son cómodos en la oreja y, aunque su diseño está preparado para que no se caigan, en caso de salir a correr con ellos hay que tener un poco de cuidado por si vuelan. Pero en general se ajustan muy bien. Apenas se notan que los llevas puestos y eso un aspecto más que positivo. Como otra de sus virtudes, su calidad de sonido. Suenan bien, trabajan muy bien las frecuencias medias y se potencian bastante los bajos a pesar de su diminuto espacio.

Además, en esta nueva generación se ha incorporado una función muy esperada, la mejor integración de Siri, el asistente de voz. Ahora, con solo pronunciar las palabras mágicas «Oye, Siri» se le pueden pedir cosas como «salta la canción» o «llama a mamá». Es el manos libres por excelencia. Te acostumbras muy rápido a ello, aunque es cierto que a veces puede confundir porque el usuario está esperando a escuchar la respuesta del sistema que avisa que está preparado para aceptar tus peticiones. Su autonomía ha mejorado pero perfectamente aguantan seis o siete horas a pleno rendimiento.

Samsung Galaxy Buds: muy completos

En esta batalla tecnológica, Samsung también ha continuado explotando sus propios dispositivos. Su última propuesta es elegante y muy interesante, los Galaxy Buds. Se trata de unos auriculares in-ear que se introducen en el oído. Son cómodos pero a determinados usuarios acostumbrados a otro tipo de «botón» o con las orejas pequeñas le puede dar la sensación de que se van a caer con facilidad.

Estos cascos, cuyo diseño recuerdan a sus «hermanos» Icon X, ofrecen una experiencia fantástica a nivel auditivo. Su sonido, proporcionado por AKG, es de buena calidad y, al igual que sus rivales, potencian bastante bien las frecuencias medias. No incluyen sistemas de cancelación de ruido, pero aíslan bastantes.

Además de escuchar música se pueden utilizar como manos libres. Es decir, para establecer llamadas telefónicas. Es gracias a sus dos micrófonos que, además, incluye una tecnología adaptativa que emplea un micrófono interior y otro exterior en cada auricular para que la voz se envíe claramente tanto en entornos ruidosos como tranquilos. Eso es de agradecer, la verdad, porque se pueden utilizar por la calle tranquilamente. Pesan poco, solo 58 gramos, con lo que son lo suficientemente ligeros como para no sentirlos puestos.

La autonomía es bastante generosa, aguantando hasta seis horas de transmisión en tiempo real. En las pruebas realizadas la experiencia se encuentra en torno a esa tesitura. Es cierto que si se utiliza para hacer llamadas la cosa cambia y en cuatro horas la batería se ha acabado casi al completo. Pero un aspecto muy positivo es su sistema de carga rápida, con lo que en quince escasos minutos lo tenemos listo. Y, por cierto, se puede cargar de manera inalámbrica también. Por ejemplo a través del sistema de carga inversa del Galaxy S10.

Dispone de conectividad Bluetooth 5.0 que logra una transmisión muy estable. Cuenta con unos pequeños paneles táctiles para realizar algunas funciones como pausar las canciones, aunque en muchas ocasiones funcionan de manera errática y se pueden activar de manera inconsciente si te los tocas para colocártelos mejor. Un aspecto interesante es que se pueden ecualizar desde la aplicación específica.

Aunque el asistente Bixby, rival de Siri y Assistant, también viene muy integrado en la experiencia, con lo que si nos llaman, por ejemplo, podemos descolgar el teléfono diciendo unas simples palabras. Se pueden conectar a todo tipo de móviles por Bluetooth pero gana en funciones si se hace a través de un dispositivo de la firma surcoreana.

OnePlus Bullets Wireless 2: una gran autonomía

Con la llegada de los últimos OnePlus 7, la firma china ha querido mejorar algunos aspectos de sus auriculares inalámbricos. Son estéticamente muy distintos a los de sus rivales por el simple hecho de que van conectados por un cable, una especie de collar donde se alberga principalmente la batería y control de volumen, pero eso proporciona una gran seguridad sobre todo si los utilizas mientras haces deporte.

Tienen una gran autonomía (casi 12 horas) y un sistema de carga rápida que, de nuevo, es su gran baza. De hecho, dispone de una funcionalidad práctica; si te los retiras y los conectas a través de su sistema magnético reciben una inyección de carga. Emplean la conectividad Bluetooth 5.0, con lo que apenas surgirán interrupciones. Otro detalle importante, su calidad de audio. Es impecable y ofrece una gran experiencia, muy nítida y potente.

Se pueden utilizar con cualquier móvil pero si utilizas un modelo de la marca a partir del OnePlus 5 también se puede usar la función de reproducción automática. Esto quiere decir que la música se reanudará en el punto en que la dejaste. Son muy ergonómicos y cómodos, incluso más que otros de sus rivales.

Jabra Elite 65t: gran calidad de audio

Destacan por encima de los demás por su gran calidad de audio. Es su gran baza. No son totalmente nuevos dado que se lanzaron hace un año pero siguen aportando valor a esta línea de negocio. Tienen un diseño muy particular que se aprecian a la legua. Su estuche, sin embargo, le confiere una estética más agresiva pero elegante. Están bien fabricados.

Su batería puede alcanzar las cinco o seis horas perfectamente. Se pueden utilizar incluso para hacer deporte porque son bastante cómodos y seguros. Encajan muy bien en la oreja, pero si las tienes pequeñas es posible que notes dificultades. Dispone de unos paneles táctiles que, pese a su avance, resultan algo toscos en su manejo.

Además, se ha integrado el asistente digital Alexa con lo que si se emplea este software de voz en otros aparatos electrónicos domésticos la experiencia es incluso mejor. Podría mejorar su sistema de micrófonos, pero son bastante completos.

Sony WF-1000X: aislan bien

Tiene un diseño minimalista con mucha personalidad. Además de ser cómodos. Son como dos tapones de silicona que se adaptan muy bien a todo tipo de orejas. Pero, a diferencia de otros rivales, tiene un funcional y práctico sistema de cancelación activa de ruido que permite aislarse totalmente para escuchar música. Y su calidad de sonido es genial. Sublime.

Se conectan, eso sí, a través de Bluetooth 4.1 con lo que a veces se puede perder ligeramente la conexión. Desde su estuche se pueden cargar con facilidad, aunque su principal debilidad es la autonomía, que no supera las tres o cuatro horas de duración, aunque con el apoyo de su estuche se puede extender a ocho horas. Se pueden configurar para que con simples botones se pause una canción o se active el sistema de cancelación de ruido.

Xiaomi Mi True Wireless Earphones

Bajo la promesa de un audio de calidad, la firma china ha querido emular el diseño de los AirPods con ligeros cambios. Viene, cómo no, con un estuche de carga. Tiene una funcionalidad que permite que hasta que no te los pongas no se reproduce la música. Es decir, un sensor de detección in-ear. Se puede utilizar con un solo auricular, dispone de control táctil para cambiar canciones, aceptar una llamada o invocar a un asistente digital y, entre otras cosas, asegura que aguanta 10 horas con una sola carga.