Facebook pagaba a adolescentes por espiar sus perfiles

La red social captaba desde 2016 a voluntarios y les compensaba con 17 euros mensuales si se desgarbaban una aplicación de monitorización, que ha dado ya de baja para los dispositivos Apple

MADRIDActualizado:

Facebook es la mayor red social del mundo y, ahora, la red con mayores escándalos. Su modelo de negocio ha quedado en entredicho, pero la compañía estadounidense ha estado buscando en los últimos años nuevos espacios por donde crecer. Lo que siempre ha estado en su radar ha sido el usuario, del que se construye su fuente de ingresos. Conocerlo al dedillo y explorar sus datos personales ha sido su principal tarea.

Pero parece que siempre tiene polémicas para dar. Una investigación elaborada por el medio especializado «TechCrunch» ha descubierto que Facebook ha estado pagando en secreto a un grupo de usuarios voluntarios, muchos de ellos adolescentes, para que instalaran una red privada virtual (VPN) para conocer su actividad en la red social a través de sus dispositivos móviles. Un caso de espionaje controlado que, bien esctructurado, permite a la firma estadounidense descubrir todos sus movimentos de manera ilimitada. Y, por tanto, ceder a voluntad su privacidad, el mayor tesoro en estos momentos.

La multinacional estadounidense ha negado en un comunicado que espiara a sus usuarios, aunque ha reconocido la actividad; defiende que se ha empleado para conocer y mejorar el servicio a partir de analizar los hábitos de sus consumidores. Una medida que le permitió «esquivar» las políticas restrictivas de la Apple Store. Para ello, Facebook recompensaba a los jóvenes a la hora de descargar el servicio Facebook Research, por el que se le daba a la red scial acceso directo a sus perfiles. Este hallazgo puede suponer la violación de las políticas de Apple como ya sucediera con anterioridad con VPN Onavo Protect, una «app» propiedad de Facebook que también estaba destinada a «espiar» a sus usuarios.

Así, desde 2016 Facebook ha mantenido este programa de monitorización pagando a los usuarios captados de entre 13 y 35 años una cantidad mensual de 20 dólares (17,5 euros) más los honorarios. El objetivo, vender su privacidad. La polémica aplicación ha estado disponible tanto para iOS como para Android. Nada más descubrirse este programa de análisis, la multinacional ha asegurado que dará de baja la versión de iOS, pero sí continuará ejecutándose en Android.

Apple ha asegurado que el servicio de la red social vulneraba sus políticas de uso. «Nuestro Programa de Desarrolladores para Empresas (Enterprise Developer Program) fue diseñado exclusivamente para la distribución interna de 'apps' dentro de una organización. Facebook ha estado usando su inclusión en este programa para distribuir una 'app' de recopilación de datos a los consumidores, lo cual es una clara violación de su acuerdo con Apple. Todo desarrollador que use sus certificados empresariales para distribuir 'apps' a los consumidores verá sus certificados revocados. Y eso es lo que hicimos en este caso para proteger a nuestros usuarios y sus datos», relatan a ABC fuentes de la firma de la manzana.