Un cementerio en Oviedo
Un cementerio en Oviedo - reuters

¿Qué pasa con las redes sociales de un usuario cuando muere?

Cada día 10.000 usuarios de Facebook fallecidos reciben una solicitud de amistad o son etiquetados en fotografías

Actualizado:

La muerte, lo único seguro de la vida. A muchos no les gusta pensar en ella, pero a veces es necesario. En este mundo hyperconectado ya son millones las personas quienes usan las redes sociales para esta al día con las noticias, con sus conocidos o con empresas. Aunque muchos no se detengan a pensarlo, cuando llega la muerte de una persona, quedan entre sus bienes sus cuentas de redes sociales y si no se toman en cuenta algunas cosas, quizás sea un dolor de cabeza cerrarlas.

LifeHacker apunta que hay «kits» prácticos que el usuario puede dejar a sus familiares o allegados para que decidan cerrar una cuenta en caso de que su propietario muera. Lo más sencillo es tener las cuentas, emails relacionados y las contraseñas de accesos apuntadas en algún documento al que los familiares puedan tener acceso y una vez se hagan con ellos, poder cerrar las cuentas o dar la terrible noticia de la muerte.

Webpage FX ha realizado una infografía que explica qué sucede con las cuentas en redes sociales cuando su dueño muere y los pasos que debe tomar la familia para cerrarlas (si no tienen las contraseñas).

Webpage FX destaca que 30 millones de usuarios de Facebook murieron en los ocho primeros años de existencia de dicha red social. Cada día, 10.000 personas fallecidas en Facebook son etiquetadas en una fotografía, le llegan felicitaciones de cumpleaños o reciben una solicitud de amistad.

Destacan que hay que hacerse cuatro grandes preguntas: ¿Quién es dueño de mis datos?, ¿Cuanto tiempo pasa hasta la desactivación?, ¿Pueden otras personas reclamar mi nombre de usuario? y por último, ¿Qué pasa cuando un amigo o familiar muere?

Para la primera pregunta, en las redes más importantes los datos son propiedad del usuario. Claro, hay excepciones a la hora de poder reclamar contraseñas a la empresa tras la muerte de una persona cercana.

En Facebook, los datos pueden pasar a ser de otra persona siempre y cuando exista un mandato por ley ó se haya acordado legalmente. En Twitter, pueden trabajar con alguien autorizado o con un familiar verificado. Pinterest no le da información de registro a nadie, bajo ninguna circunstancia.

En LinkedIn señalan que darán dicha información de acuerdo a la ley o si hay algún requerimiento muy importante de carácter legal. En Google señalan que «en raros casos podrán dar información de la cuenta a un representante autorizado».

A la segunda pregunta hay varias respuestas. En el caso de Facebook, la cuenta de un fallecido estará activa hasta que un familiar reporte la muerte o la página sea marcada como «Memoria» ( La familia pide que se mantenga el perfil como homenaje al fallecido)

En Twitter se mantendrá activa seis meses después que se reporte la muerte. En Pinterest nunca se desactiva y con Google estará activa nueve meses, sea reportada ó el tiempo que haya estipulado el usuario con la herramienta de gestión de cuenta inactiva. [Google permite hacer un testamento]

El nombre de usuario de la persona fallecida puede pasar a otro internauta en Facebook y LinkedIn. En Twitter, Pinterest y Google nadie podrá usar nuestro nombre de usuario si fallecemos.

Las redes sociales piden algunos documentos para poder certificar que una persona es familiar o responsable, y con eso, cancelar la cuenta.

Facebook solicita una prueba legal de que la persona es «familiar inmediato» del fallecido. Twitter pide el certificado de defunción y la identificación de quien solicita el cierre.

Pinterest solicita documentación que certifique la muerte y la relación con el fallecido. LinkedIn pide: nombre del fallecido y su relación con éste, nombre de a empresa en la que trabajaba, enlace de su perfil y el email del fallecido.

Para pedir la desactivación de una cuenta en Google (si no se utiliza el gestor) se necesita un certificado de fallecimiento y un email, con encabezado y contenido desde la dirección de google que se quiere eliminar.