Eduard Esteller, autor de «Cosas que nunca imaginaste que podrías hacer con tu móvil»
Eduard Esteller, autor de «Cosas que nunca imaginaste que podrías hacer con tu móvil» - PLANETA
entrevista

«La mayoría de la gente utiliza el smartphone para mandar cuatro mensajes por WhatsApp y poco más»

Eduard Esteller, un joven barcelonés conocido en internet como Pro Android, recopila en un libro de corte didáctico una serie de consejos y trucos para sacarle partido a los móviles basados en Android

Actualizado:

Los móviles han entrado en los bolsillos como si tal cosa. Convertidos en pequeños ordenadores portátiles, el consumo de estos productos tecnológicos arrastran millones de euros en ventas y son una pieza indispensable para el que hacer diario de muchas personas, pero la mayoría desconoce sus potencialidades.

Realizar llamadas telefónicas, mandar mensajes y navegar son las principales tareas que se efectúan en los llamados «smartphones», popularizados por su denominación anglosajona pero que, en la base, consiste en teléfonos móviles capaces de ampliar sus funcionalidades gracias a internet. El resultado es que, en conjunto, nos quedamos en la epidermis de sus posibilidades tecnológicas. Sucede también en España, líder europeo en penetración de estos dispositivos, según el último informe de la Fundación Telefónica, en la se pone de relieve que más del 80% de los usuarios de internet accede a través de un dispositivo móvil.

«La mayoría de la gente lo utiliza [el smartphone] para mandar cuatro mensajes por WhatsApp y poco más, pero no sabe que tiene un aparato en las manos que es capaz de hacer mucho más, como cosas de la productividad o de fotografía», señala a ABC Eduard Esteller, autor de «Cosas que nunca imaginaste que podrías hacer con tu móvil». Este joven barcelonés, de solo 19 años, es ya todo un veterano en la materia.

Es conocido en internet como « Pro Android», nombre de una comunidad creada en 2012 para usuarios aficionados a este sistema operativo móvil, el de mayor penetración del mundo, y cuyo canal de YouTube, en donde publica periódicamente tutoriales y consejos para sacarle partido a la plataforma, ya suma casi ochocientos mil suscriptores. En su libro se recogen, a modo de repositorio, trucos como ahorrar batería, utilizar el móvil como ratón de ordenador, simular un juego de la consola Nintendo DS o localizar el dispositivo con solo silbar.

Uno de los aspectos a lo que menos esfuerzo dedican los usuarios es la seguridad, según ha podido comprobar en varias ocasiones por los comentarios recibidos en la comunidad. «Mucha gente suele precuparse por la seguridad pero, luego, no hace nada para ganratizarla. Hay métodos para ocultar, por ejemplo, las imágenes de los archivos confidenciales o en caso de robo poder localizar el dispositivo, tomar fotografías a distancia o borrar remotamente la memoria del terminal», sugiere.

Todas las recomendaciones que ha almacenado se destinan a Android, que ha permitido que su propietario, Google, conquiste el entorno de la movilidad y que ha permitido, además, extender la cuota de mercado de los teléfonos, que viven una constante evolución tecnológica. «Los smartphones han cambiado la sociedad para bien o para mal y no solo del lado de la comunicación, sino que nos permiten sustituir los ordenadores de casa por dispositivos móviles», considera.

Aunque existen en el mercado otros sistemas operativos, como iOS (Apple) o Windows Phone (Microsoft), este experto asegura que, «sin quitar méritos a otros», Android «es el que permite mayor libertad al usuario y ofrece mayor capacidad de sacar el potencial de un móvil».

Además -continúa- la diferencia con iOS, que únicamente está disponible para iPhone, es que Android está instalado en una gran gama de dispositivos, cada uno con distintos versiones, modelos, pantallas. «Es el sistema operativo más abierto que el resto de competidores», reconoce.

Precisamente, la filosofía imperante en Android ha permitido que muchas marcas lo adopten como sistema operativo para sus móviles, al tiempo que ha facilitado las cosas para que productores de bajo coste hayan comenzado a desplegar modelos más asequibles que los alta gama de las grandes firmas. Hay terminales que, en un rango de los trescientos euros, «ofrecen la misma experiencia de uso».